sábado

Cajeros automáticos(primera parte)


No sé si sólo me ocurre a mí o hay alguien por ahí que sienta lo mismo. Tengo miedo a los cajeros automáticos. No a que me hagan algo a mí, claro. Que hay que estar loca para pensar eso. Mi miedo es a que se queden con mi tarjeta. O a que yo pida 20 euros y no me dé nada o me dé la mitad. Cuando saco dinero del cajero suelo tener mis manías. Una de ellas es ir al cajero en el horario en que el banco esté abierto. Así, si se traga la tarjeta, no tengo más que entrar y un señor o señora con cara de apio me la devuelve. O si ese artefacto cuadrado me quiere estafar, entro y lo mismo. El "caradeapio" me sacará del apuro.
Pero a ver cómo hago yo un domingo por la tarde cuando me suceda algo así. A quién porras le pido que me devuelva la tarjeta que dicho aparato ha devorado. A quién me llevo de testigo para que vea que he tecleado que me diera 20 euros y me ha dado sólo 10. Porque, la verdad, de las máquinas no me fío mucho. No tienen corazón y por eso les importa un cuerno que yo me desespere allí mismo. ¿Qué haría? Me pondría a mirar a la cámara que hay para vigilar, lo haría con cara de gilipollas y con señas le explicaría que mi tarjeta ha sido devorada. Que la muy "tunanta"me ha "birlado"dinero. ¿Y si dicha cámara está compinchada con el cajero y van a medias? Ay, Agata, qué imaginación que tienes. Creo que sí que estoy loca. Pero por si acaso, sacaré dinero del cajero cuando el banco esté abierto. Que la vida está muy mala y ya no se puede fiar una de nadie ni de nada...
Foto del flickr. Autor: roberto.saralegui

13 comentarios:

RAÚL dijo...

ayys qué poca fe!! y si un día el cajero se vuelve loco y en lugar de 50 te da 500€? (manteniendo tu cuenta con -50, claro) es mejor que no haya testigos ni nada!! :)

Agata dijo...

RAÚL:no había caído en que podría darse el caso que tú me dices.Pero,no sé...no sé.Por si acaso no me arriesgo.Un beso.

Cris dijo...

Hola, pues mira, a mi marido le pasó hace poco en un cajero de plena Gran Via de Madrid. Una tarde le tragó la tarjeta y no le dió nada del dinero que había solicitado sacar... Había empleados dentro y consiguió que le abrieran (es que está estropeada... ahora pondremos una nota...). Le dijeron que hasta que no acabase el día, hicieran caja y cuadre de operaciones solicitadas y dinero restante en el cajero no podrian comprobar nada. Fuimos al día siguiente a primera hora (faltando a trabajar esas horas, claro) y había 7-8 personas en el mismo caso. Le devolvieron su tarjeta y el dinero que habían comprobado que no le habían dado... si en la caja había ejem 1000 euros y los seguía habiendo es que no había dispensado lo solicitado... Pero el susto, el cabreo y el tiempo perdido... Y otra vez un cajero se tragó mi tarjeta y tuve que llamar a anularla corriendo y me quedé mas de media hora plantada a ver si la escupía.... y nada.. Si, me dan cierto respeto los cajeros...

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

No a mi eso no. Lo único que me da miedo son los ladrones que están al alpiste de cuando salgas del cajero asaltarte. Por eso voy únicamente de día o adentro de un shopping.

Bss. Tanto tiempo... ¿no? ¿Te has olvidado de mi?

Agatha Blue* dijo...

A mi tb me dan miedo los cajeros...

Lo mio va así:

Lo primero que pienso al entrar, es que alguien me va a dar un empujón y me va a pedir que saque todo mi dinero.

Lo segundo, cuando meto la tarjeta es que una banda de timadores ha puesto esas maquinitas que te copian los datos de la tarjeta.

Lo tercero, es que no me va a dar el dinero.

Lo cuarto, que se va a tragar la tarjeta.

Y si, tb pienso, que me vigila la cámara y que alguien se rie o comenta algo sobre mi trasero.

Al final, guardaré todos mis ahorros en un calcetín.

Besos,

Agatha Blue*

Alfonso dijo...

Yo tengo mis neuras también. Me da susto a que me roben, pero lo que más, a que se me cierre la puerta, y no la pueda abrir, como en la peli La Cabina (si no está en la calle). Luego me pongo de los nervios cuando hay monitores aún de fósforo verde, que hay que ser rácanos para no poner uno en color, lo suelen hacer los de cuatro B. Y luego me pasó una cosa, saqué 5000 pesetas y me cargaron 25000. Las perdí como se perdió Cuba. Fui a mi banco, y me dijeron que no podian hacer nada. En el banco que fue, me decían que no, que todo estaba bien. Era mentira. En la cara del cajero veía que estaba mintiendo. Así que no no podía hacer nada, y enlazando, con el post anterior de Satie, le eché un mal de ojo al banco jejej. Cerró a los pocos meses, Agata, era el Credit Lyonnes o como se diga que estaba al lado de la heladería de Calle SEvilla ñec ñec :)Ahora es Caja Duero creo.

Verónica dijo...

Pues a veces piensas que puede pasar algo así, pero es que si te paras a pensar nunca haces nada. Todo gesto, hasta el más pequeño, puede tener consecuencias desastrosas.

Ana dijo...

Jejeje...cajerofobia !!
A mi lo único que me preocupa,es que alguién me espere a la salida,y me quite la pasta.
Se traga la tarjeta,llamo al teléfono y doy parte.

Beos guapa

* dijo...

jijijijiij...
A mi me pasa igual....algo de pánico les tengo...
Así que decidí ni tocarlos...hace un buen tiempo...jijijii
Un besote

Marta

MARISA dijo...

ayer:
enga, voy a sacar dinerito que nnca levo un pavo.meto la tarjeta, 4 yonkis de mi barrio ojos avizores, (yo paso paso..enga bue.. voy a sacar) sale la pasta, el puto recibo y empieza a hacer ruiditos el cajero (rrrrrr) la tarjta se ha queao pillá en el plastiquito (me cago en el betis y en los porros) los yonkis se frotan las manos:"enga killos iros a dar una vuelta mamones" y ná ahí mirando.. cojo a una vieja y le digo:"señora, ¿se qea un momentito que estos notas me van a soplar la tarjeta??" la vieja nu se entera de lo que le digo pero se quea vigilando. Marisa entra en el cajasol y monta el pollo:"tranquilita, que hay musha gente eh??" después de media hora me dieron la tarjeta y yo las gracias a la vieja... los yonkis siguieron allí pa mí que esperaban el bus...

Veca dijo...

OOps, Verónica soy yo....(había mirado el correo en otra cuenta).

Angie dijo...

a mi se me tragó una vez la tarjeta, pero por tonta" jaajaja.. Iba pensando en mis cosas, y no me di cuenta que el cajero me estaba diciendo que cgiera la tarjeta. como se me pasó el tiempo para hacerlo (creo qe son 10 segundos), se la tragó. y tuve que volvr el lunes por ella. Lo que pasa que era en el banco d lao d casa, no me supuso mucha pérdida de tiempo.

Lo que me giña a mi es que me puedan robar el dinero. O tambien me da miedo, cuando entras en un cajero y hay algun tio durmiendo alli dentro.

Denise dijo...

Jejejej... pues mientras no te pase como a un amigo, que fue a sacar dinero, se fue SIN el dinero, volvió dos minutos después y nada. Fue a reclamar al banco pero constaba que alguien se había llevado su dinero, claro, más de uno haría lo mismo.

A mí me da miedo el móvil, otra locura pero casi nunca lo apago porque me da miedo que se me olvide el pin o despistarme y quede bloqueado por siempre, porque no tengo ni la menor idea de dónde tengo el PUK