miércoles

Irene Jacob


La descubrí en "Rojo" de Kristof Kieslowski. Desde el principio su presencia resalta en la pantalla. Irene muestra las facciones clásicas de la belleza francesa. Cara y rasgos suaves y dulces, ojos grandes y expresivos, labios finos y tez blanca, delicada.
Tiene un cierto aire andrógino, lánguido a lo Greta Garbo. Es de ese tipo de actrices que su sola contemplación transmite tranquilidad. Esta parisina, amante de la música y de las lenguas, ha traspasado la barrera de los cuarenta y aunque ha hecho sus pinitos en Hollywood, no ha tenido mucha trascendencia internacional más allá de Europa.
Las películas que sigue rodando se estrenan casi en exclusiva en Francia y es una lástima porque seguro que mantiene el encanto y el misterio de las producciones que le hicieron famosa.
Ella e Isabelle Huppert, son las dos actrices más interesantes que ha dado el cine francés en décadas.
El trailer de Rojo

3 comentarios:

Namy dijo...

mil perdones por mi ausencia todo este tiempo,no tengo nombre...lo siento...
Estoy a tope...pasaba a saludar.
besitos.

Cat's dijo...

buenooooooooooooooo
pedazo de película, que adoro junto a toda la trilogía y a todas las de Kievlosky. Ella es hermosa, tiene esas caras que se que te quedan pegadas en las retinas.
porqué las mujeres francesas destacan por lo mismo?...."Cara y rasgos suaves y dulces, ojos grandes y expresivos, labios finos y tez blanca, delicada...."

NuNú dijo...

Uysssssss, Rojooooo, qué recuerdos! Una de las primeras películas interesantes diferentes que ví. ¿Has visto la doble vida de Verónica? Si no lo has hecho te la recomiendo. Diría que es mi peli favorita...