miércoles

Diario de una ninfómana


Así se llama la película que van a estrenar en Madrid y cuyo cartel ha sido censurado en esa comunidad gracias a la mojigatería imperante en nuestro país. Todo porque sale la mitad inferior del cuerpo de una chica y está tocando su sexo (bueno, esto no es del todo visible). Después que la productora retira el cartel y saca uno nuevo en blanco con el nombre solo, vuelve a ser censurado porque la palabra ninfómana puede herir sensibilidades. Y la verdad que a mí me duele y me hiere el que no se critique el uso de la palabra ninfómana que es un vocablo denigrante para la mujer (sólo se usa para etiquetar a una chica porque le guste mucho el sexo??)y yo me pregunto ¿cuál es la etiqueta para describir al tío que le gusta mucho el sexo? ¿normal? En fin, que un cero para la Comunidad de Madrid por sus habituales salidas de patas -esto es esperable- ahora, que una productora de cine en España tenga que seguir recurriendo a estas tretas para atraer público dice mucho del nivel de algunos culturetas de nuestro exangüe jardín patrio.
Os dejo el cartel pero no el comercial porque es lo de siempre, chica joven haciendo lo que según la productora justificaría el título de la película.

17 comentarios:

Agata dijo...

Eso sí.En los diarios de mayor tirada se permiten poner anuncios más subidos de tono.Que incluso llevan imágenes.Y van con números de teléfonos que pueden teclear los menores...jejeje.Qué contradicción ¿no?.

CRIS dijo...

La falsa y estúpida moralidad de esconder por un lado (como lo del cartel) y mostrar y tanto por otro (los anuncios de contactos en prensa, etc). Me sorprendo de nuevo de cómo somos de falsos...Og!!
Buen día, sin tabús!!!

besos

carlos dijo...

Los jóvenes punkies estamos hasta los webos de tanta tontería.

Agata dijo...

CARLOS:bonito título para una canción...jejeje.

Angie dijo...

la doble moral de siempre...
y el dinero que lo mueve todo... tú crees que los dueños de los periódicos van a no publicar esos anuncios con la de dinero que les reporta....????

MARISA dijo...

jaja ví en el chivato de mi blog el titulo y me dije "esta no habrá publicado mis memorias no??" jaja mira que me da pena que aún censuren gilipolleces como ésta.. en fin, escribiría otro coment si esto fuese ladyfatiga.. besos

Javier Almazán a.k.a. Serialkid dijo...

Me he dicho.... voy a comentar esto, que lo merece.. .pero, o sea, otra vez? Ya estoy cansado de la PUTA (por favor, no me censureis, jajaja) correccion politica, asi que una muestra más solo me produce eso, cansancio, el más profundo y esencial de los hastíos. COmo decían Gomaespuma: Dinero no habrá, pero pa tontás...

Anda que...


Es que, no se, está tan claro que la suciedad está en el ojo del que censura, que para qué abundar en el tema, no?

Anónimo dijo...

Esto es ESPAÑA CAÑÍ...

QQ dijo...

Bueno, una ninfómana es una enferma, que no puede frenar sus impulsos sexuales. En los casos extremos de ninfomanía hay hasta sangrantes heridas vaginales. Vamos, que si tus deseos sexuales acaban solapando a tu instinto de supervivencia, algo va mal (humildemente pienso, vaya)...

Para los hombres insaciables también tenemos palabras, Satie. Un varón con deseos irrefrenables, es decir un obseso sexual, un deprevado pervertido, es un sátiro, que en el diccionario de la RAE podemos encontrar con la definición de "Hombre lascivo", si seguimos tirando del hilo, nos encontramos como definición de lascivia, "(Del lat. lascivĭa) 1. f. Propensión a los deleites carnales. 2. f. ant. Apetito inmoderado de algo."

Es decir, que existir, existe, lo que pasa, que en esta cultura basada en una religión de cabreros judíos renegados, que nos ha tocado vivir, el deseo de la mujer ha sido siempre reprimido por método, y sólo al hombre se le ha hecho poseedor del apetito "XXX". Desgraciadamente, el taruguismo reinante en nuestra sociedad, ha equivocado la imagen del sátiro por la de un hombre muy hombre...

Otra cosa es que se use coloquialmente la palabra ninfómana para designar a una mujer fogosa, ardiente, promiscua, apasionada, que sabe lo que quiere... No sé, se me ocurre el uso discrecional de la palabra "loco"; cotidianamente la usamos con los que nos rodean, sin querer decir que deberían ir al psicólogo, psiquiatra, etc... son los pequeños guiños del lenguaje.

Imperdonable eso de la censura

Alfonso dijo...

Hipócritas, esto esta lleno de hipócritas.
¿Os acordáis del vídeo que puse en mi blog con un tío desnudo al que un perrito iba detrás tirándole bocaos? Era cómico... pues bien, alguien se ha quejado a youtube, anónimo claro, aquií nadie da la cara, y me lo han retirado, y encima amenazado de quitarme la cuenta por ¡contenidos fuertes! ¡a mí ! jajajaaj
pero bueno, yo puedo ir a un colegio, pegarle a un niño o pegarle a un maestro, grabarlo en el móvil , colgarlo y entonces ¡no pasa nada!
Mancha de fariseossss

rakel dijo...

Por desgracia, cada vez nos parecemos más a nuestros amigos los americanos. Vamos heredando todas sus mierdas, incluida su hipocresía y doble moral. Es una lastimita!!!

Black Betty dijo...

RI-DI-CU-LO
Los programas de cotilleo deberían caer antes que este poster. de fijo joden mucho más el cerebro.

* dijo...

Es que ya te digo..
Es ridículo!!!...
Mira,... a mi me censuraron un cartel de Tuning por poner unas chicas (por lo mismoooo).
Y ya sabes de mi gusto glamurosoooo,... las chicas noooo enseñaban nada eran monisimasssssss.
Pues salí en los periódicos!!!
La cosa es que no se enteraron que lo diseño una mujer..y que esa mujer veía esas chicas como bellezones...no algo denigrante para la mujer.
Un asco!
Esta sociedad es de lo mas absurda y hipócrita.
En finssss...
A mi me gusta la foto y el titulo NINFOMANA!...yyyy que coño tiene de malo????
Como veras esto me supera....

Un besazo!

Marta

Satie dijo...

Querido amigo QQ:
La ninfomanía fue desterrada del DSM hace algunas ediciones. A lo que tú te refieres es a una adicción al sexo, la cual no hace distinciones de género.
La palabra ninfomanía tradicionalmente se ha usado para referirse a una chica que disfrutaba con el sexo (sic) cosa que al parecer no era entendido como algo natural. Ya se sabe, parte de la sociedad pensaba que reproducción y sexo son la misma cosa.
Como tú bien dices, en el fondo, todo es cuestión de matices, pero es que el lenguaje y el uso que hacemos de él influye grandemente en nuestros comportamientos y actitudes.

QQ dijo...

la verdad, satie, que desconocía que el uso del termino "ninfomanía" (o furor uterino), así como el de satiriasis, se habían desterrado del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, (¿qué cosas me lees, amigo?) sustituyéndolo por "hipersexualidad" o "adicción al sexo", evitando diferenciar así género alguno en este comportamiento humano anómalo, que es cómo decir a todo hijo de vecino le puede picar hasta doler. Muy correctos e igualitarios estos chicos norteamericanos del DSM.

Sin embargo te recuerdo, que estas palabras (ninfomanía y satiriasis) aún permanecen recogidas en el ICD-10 (décima versión de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud), además de ser aceptadas en el diccionario de la RAE como "Deseo violento e insaciable en la mujer de entregarse a la cópula" y "Estado de exaltación morbosa de las funciones genitales, propio del sexo masculino" respectivamente. Por este último libro me rijo yo; alguien me tiene que decir cómo se habla en castellano, que yo me pongo a inventarme palabras y me quedo sólo.

Pero bueno, el malestar que te produce esta vocablo, te invito a remitirlo a la autora de este autobiográfico relato, la señora Valerie Tasso, la cual utiliza esta palabra, según mi parecer, irónicamente a la perfección, ya que, según la sipnosis del mismo (no he tenido todavía la aventura de leerlo), trata de la "Multitud de vivencias [sexuales de la protagonista] que asume con la máxima libertad que tiene cualquier persona: la que uno se concede a sí mismo y no la que se ve obligado a tener". Esto es, como lo vive libremente ella, contra como la ve la sociedad, que es la que realmente usa esta palabra despectivamente (como tú bien decías que ocurre en esta entrada que nos ocupa), al categorizarla y señalarla, dando título así este relato.

Según mi parecer y tan sólo viendo la punta del iceberg a través de un escueto resumen argumental de la obra, el uso de "ninfomana" no sólo es correcto, si no que además esta puesto con mu mala pipa.

Satie dijo...

Tiene usted razón, pero yo no hablaba de la novela, sino de la polémica que se ha creado en torno a la película por tan intrascentes motivos. Por supuesto, que la autora de la novela e incluso del guión son muy libres de usar los títulos que les vengan en ganas, faltaría más.

QQ dijo...

Estupendo, ahora lo entiendo.
Se me había encasquillado tu intención en un limbo semántico.

Qué güena gente eres satie. ¡VIVA TÚ! (pura y sincera exaltación de amistad, que se me ha metido por la oreja hasta el cerebro. OLE, OLE)