martes

Mercería Agata


No me canso de pensar en ello. Sería muy feliz si fuera la propietaria de una pequeña mercería. Siempre me ha llamado la atención dicho establecimiento. Lleno de cajas y cajas de botones de todos los tamaños y colores. Cremalleras. Corchetes. Bobinas de hilos de muchísimos colores. Lanas. Lazos. Agujas. Alfileres. Cajas de costura...
Hay una mercería en Jerez que me encanta. No es diferente de las demás. Pequeñita pero que tiene de todo. Sin embargo, las mujeres que la regentan son expertas en darte ideas originales. El otro día me compré un cinturón en una tienda a precio ridículo. Le faltaba una pieza. De ahí la ridiculez del precio. El caso es que me gustaba mucho. Me lo llevé y me dije que seguro que en esa mercería me darían una buena idea. Así fue. Se lo dije a la propietaria de la mercería: "Gracias por la idea. Lo que he comprado aquí lo puedo comprar en otro sitio, pero las ideas son difíciles de encontrar".
Estoy segura que si yo fuera la propietaria de una mercería sería parecida a esta mujer. Puedo ser capaz de imaginar muchas cosas con un trozo de tela y los utensilios necesarios. Y, de lo que estoy segura, es de que NO SALDRÍA JAMÁS DE ALLÍ.

18 comentarios:

Alfonso dijo...

Yo he ido mucho con mi hermana, que es maestra de costura, a mercerías, y la verdad que son tiendas muy tranquilas, sin estrés, con un olor especial.
A mi me gustaría tener una librería. Eso sí, no vendería ninguno, porque todos serían míos jajja.
- Quiero este libro.
- Es que lo estoy leyendo, no está en venta jijijij

Feliz añoooooooooooooooo

Cat's dijo...

a mi me pasa lo mismo con las librerias ( en argentina) papeleria, aqui??? donde esta lleno de bolis, gomas, papeles de colores, cuadernitos y libretitas... libros y carpetas, clips, tijeritas, plasticolas, y plastilinas, ainsssss!!!! lo que mas me gustaba de empezar el cole, era visitar esos sitios y llenar mi mochila de cositas nuevas.;)

Druid dijo...

Mi tia siempre ha cosido, tanto ponerte cremallera nueva en un traje, como de hacerte uno. Crecí entre patrones, tiza azul y bobinas de papel, con hilos de colores y botones.... se de que hablas.... (eso no lo sabiais ¿e?).

Si es tu sueño, siguelo, ¿quien sabe?, de lo que estamos seguros es de que el uniforme lo elegirias TU.

Bicos y Feliz Año para ti, y tu compañia.

Vanlat dijo...

Pero ¡qué sueño tan bonito! A mí me pasa que me gustaría hacer tantas cosas que no me da para hacer ninguna (yo y mi psicología...). Una vez vi una película cuyo título no recuerdo en la que un hombre tenía sólo trabajos temporales que le permitían hacer cada día algo diferente y probar muchas cosas claro. Mientras estudio, me estoy dando ese lujo (claro está que vivo con mis padres y no tengo responsabilidades a mi cargo). He sido azafata, responsable de stand, vendedora, camarera, profesora, conserje en una biblioteca... Y me encanta...
Feliz Año Nuevo, Agata, que ya no sé el tiempo que hacía que no pasaba por aquí (es lo "malo" de que las entradas me lleguen directamente al mail jejeje)
Feliz 2009

Black Betty dijo...

Uf, las mercerías y las librerías me pierden! No es mala idea!!!

Anónimo dijo...

"pero las ideas son difíciles de encontrar"
estoy tan de acurdo, siempre pensé que ser creativo no era pintar un cuadro.
A mí también me gustan, de hecho copro la ropa interior en una merceria cercana: encantadoras.
Eso sí, no se si sería capaz de estar en una, me parece dificil, y eso que me abuela era modista(creativa) y a veces me llevaba de comprar.
Un abrazo.

siloam

CRIS dijo...

ohhhh sabes Agata? Tu para mi siempre serás "la remendadora de corazones". Así que te veo perfecta en una alegre mercería, rodeada de hilos multicolores, remendando ilusiones, creando muchas nuevas....

Os deseo a los papis y los niños muy feliz final de año y espero que 2009 te regale con creces. Espero volver a veros en 2009, por allí o por aquí.

TE QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CRIS dijo...

(Por cierto que mi abuela era, y será hasta que falte, modista, su casa, y ahora en la de mi madre, está llena de hilos, retales, dobladillos, bordados, botones de mil formas y colores, así que es una profesión a la que de por sí, admiro y tengo mucho cariño... )

Besos

Agata dijo...

Feliz año a todos...Y cuando haga falta un remiendo:aquí estamos.

MARISA dijo...

yo si intento coser un botón puedo terminas ahorcada con el hilo...

Agata dijo...

SAGERÁ...

Victor dijo...

Pues que a hilo y aguja harías arte que es lo que al mundo le brinda alma, me gustaria hacer canciones con aguja, hilo, botones y trapos. Nadar en un mar de telas jejeje

Me caes bien


Maravilloso 2009 para vos

NuNú dijo...

Jamas??????????? Jamás es una palabra muy grande,¿no? ¿Ni siquiera para irte a la pelu?Jijijijijiji

Segui dijo...

Agata, qué post más entrañable...

Yo estoy como MARISA, soy un desastre con la costura. Pero lo mío es de juzgado de guardia porque cuando chiquitita me apuntaron a bordar a máquina, como no resultó, a corte y confección, y después de más de un año yendo a clases dos días a la semana... nada... ni un botón sé coser.

Lo que sí me encanta es el punto de cruz. En Jerez, en la alamedita de Icovesa que está en frente del Valero que está cerrado, hay una mercería donde venden estos hilos más barato que en otros sitios.

A mí también me encantan las librerías y las papelerías. ¿Será por el olor a nuevo? Como el de los coches recién estrenados, verdad?

Agata dijo...

SEGUI:sé cuál es esa Alameda.He pasado por ahí de pequeña millones de veces...
La mercería que yo digo está en la calle Honda.Justo al lado del Lefties.

Segui dijo...

Agata, me imaginaba que era ésa. Es la mercería "referencia" de Jerez. Si no encuentras algo, vas allí y lo tienen y te enseñan y te aconsejan siempre lo mejor. Es diferente. Con ella nunca diríamos: "Voy al "refino" de la calle Honda". Es mercería porque lo vale. No sé si me estoy explicando o me estoy haciendo un lío.

Agata dijo...

SEGUI:te has explicado divinamente...

rakel dijo...

Que tiempos...me acabo de trasladar a mi mas tierna infancia. Cuando acompañaba a mi madre a las mercerías, flipaba en aquellas pequeñas y entrañables tiendecitas. A mi me pasa lo mismo con las mercerías y con las papelerías, en las que no falta detalle y color.