martes

Tengo miedo a volar

Sí, ya sé, es el transporte más seguro, los accidentes son anecdóticos y es uno de los mayores progresos del hombre moderno. Todo eso lo sé, pero no puedo evitar tener pánico al despegue. A que mis pies dejen de sentir la tierra debajo. Creo que seguramente sea porque mi cercanía con los primates es mayor que la de los demás. Estoy convencido de que nuestros primos tienen este como uno de sus principales temores, imagínense caer de un árbol cuando sólo te agarras de la cola.
Así que cada vez que tengo que embarcarme me encomiendo a todos los santos y por mi cabeza pasan todo tipo de desastres. Para colmo, me enganché hace poco a un documental llamado "Catástrofes aéreas", de National Geographic. Curiosidad morbosa, digo yo.


3 comentarios:

Chasky dijo...

Yo también me acojono en el avión cosa mala, me empiezan a sudar las manos una barbaridad y acabo con dolor de muñecas en el despegue y aterrizaje de asirme con todas mis fuertas a los reposabrazos de los asientos.

Alfonso dijo...

A mi me da pánico, y no me he montado nunca. Ni pienso. A no ser que me anestesien . Que sí, que es el método más seguro, pero una vez fui a recoger a M. y vi el cacho lata ese llamado avión, con sus tornillos y sus cosas, que es impensable que eso vuele. Que se lo digan a los canarios.
Pero también me da miedo el autobús. El tren menos, y el coche si me da.
Mejor la bicicleta por una playa sin riesgo de tsunamis :)

rakel dijo...

Para mí el peor medio de transporte es el bus, si puedo evitarlo nunca pillo uno para viajar.
El más seguro, en mi opinión, el avión, aunque tal y como están las cosas ultimamente no se que decirte...