viernes

Libro de instrucciones



No. No puedo leerlos. Odio los libros de instrucciones. Prefiero que el que esté al lado mía se los lea y me los resuma. No me considero una mujer inculta, ni floja, ni tan siquiera estúpida. Pero admiro profundamente a quien se lee un libro de instrucciones.
Soy capaz de sacar tiempo de donde sea para que alguien, con sus palabras, me explique las cosas. Yo necesito preguntar cada cierto tiempo. Como cuando era pequeña y el profesor o profesora atendía mi pregunta. Necesito en algún momento que mi duda sea resuelta. Eso de que un libro me intente explicar (siempre a su manera) algo, me molesta. Es muy frío y poco fiable. Yo necesito más el calor. Con calor la explicación es mucho mejor.
Cuando compramos en casa algún electrodoméstico...dejo (inocentemente) que mi pareja sea quien se lea el librito maldito. Yo prefiero tirar la caja al contenedor de la calle y todo lo que haga falta. No entiendo nada de lo que dice el libro. Deberían dejarnos un libro de instrucciones para poder conseguir entender lo que nos quiere decir el libro de instrucciones. Uy...que me estoy liando y no me desenrrollo ni a la de tres.
Lo siento. Soy una negada en muchas cosas. Pero confieso: NO ME GUSTA LEER LOS LIBROS DE INSTRUCCIONES...QUE NO..........

9 comentarios:

Alfonso dijo...

Tú, española. Primero le das al botón y luego preguntas :-P

Agata dijo...

¿Pero no funcionan los aparatos dándole al botón,hijo? :P

Anónimo dijo...

Jeje... a mi me pasa lo mismo. Hay una corriente en EEUU (no se muy bien como se llama) que consiste en fabricar los aparatos con sólo lo imprescindible (sin tantas engorrosas funciones que uno nunca acaba usando)... Pues esos son los mios. Y además no llevan libro de instrucciones.
AGL

P.S. Da gusto leer vuestro blog, tan acogedor siempre.

BlackBetty dijo...

jiji... estoy de acuerdo con que son una pega, mejor preguntar o probar...

QQ dijo...

A mi me gustan los manuales de instrucciones. Me gusta ver como se economizan los mensajes, Tanto a nivel textual como gráfico; no es fácil explicar como usar una cosa claramente. Incluso a veces son divertidos, ¡venga, otra ronda de traducciones "libres" made in china, que la noche es joven!.

Pero reconozco que hay dos tipos de manuales: El del aparato que cumple una función práctica (tipo lavavajillas), y en estos casos soy como tú, busco EL BOTÓN y punto. Y el del APARATO que me conducirá a un mundo de fantasía, diversión y desenfreno... en este caso, si tengo tiempo, me lo leo de "pe" a "pa". Las riendas las llevo yo.

Agata dijo...

Ay...Pues yo quiero uno de esos.Pero como vengan las instrucciones en japonés...(que suele pasar)te enteras,contreras.

Agata dijo...

AGL:muchas gracias por el piropo.Lo que hace acogedor este rincón sois vosotros.Gracias.

MIGUEL ANGEL dijo...

je, je, je. La verdad que siempre da mucha pereza tenerse que leer las instrucciones para poder comprender el funcionamiento de algo. Pero es lo que hay no... Entonces nos limitamos a pulsar el botón.. y ala.. a ver qué pasa.
Aunque desde luego a veces me pasa como a ti, me da una pereza tenerme que leer los manuales de instrucciones, uff.

Ptolomeo Lagos dijo...

¡¡¡ Malditos usuarios !!!

Uno se pasa tres día intentando poner por escrito de forma legible y entendible el funcionamiento de un programa que acaba de terminar, le da mil vueltas, intenta ponerse una y otra vez en el lugar del tipo que lo va a usar, lo borra todo, vuelve a empezar, de verde, de rojo, por delante, por detrás.

Para que luego vengan poniendo ojos de cordero degollado diciendo... "se ha roto" "falla" "no sale lo que tenia que salir"

Y a la pregunta de "¿te has leído el manual?", te contesten cosas del tipo: "es que es muy largo" o "es que no lo entiendo"

¡¡¡ MENTIRA !!! ... ni lo han tocado, que lo se yo.

Pa mataros a tos.

Y yo me empollo los manuales de todo, de arriba a abajo. Y una vez leídos... jamas respondo a preguntas sin algún tipo de compensación (soy así de cruel y de egoísta)