lunes

PX 1927 de Alvear


En nuestra búsqueda del santo grial de los vinos, nos hemos adentrado esta vez en el complicado mundo de los Pedro Ximénez. Desde luego, la experiencia ha sido de lo más gratificante. El color del vino es oscuro, aunque conservando cierta transparencia. Deja lágrima espesa. El primer sorbo es bastante más suave y aterciopelado de lo que uno esperaría en un vino viejo, pero conforme se oxigena empieza a tomar cuerpo hasta que destacan sus sabores dulces a pasas e higos, avellana y almendra. Todo sin estridencias, elegante y suave.
Lo mejor es el olor, permanece largo rato y se transforma en el tiempo hasta dejar un aroma a vainilla y canela que embriaga durante horas. Esta cualidad la he visto en otros PX de Montilla, no así en los de la denominación de Jerez.
Yo lo acompañé con un buen trozo de chocolate de calidad (Elgorriaga, vamos el de la campana) que está delicioso.
Si queréis probarlo es un buen vino de postres y en el Carrefour no llega a 10 euros. Por el precio de dos copazos de whisky en un pub, tenéis una botella que disfrutaréis bastante tiempo.

5 comentarios:

Agata dijo...

DOY FE.

Alfonso dijo...

Pues se tiene que subir eso a la cabeza... ¿no?

carleso dijo...

Yo también doy fé (todo lo que sea gratis...).

Pero mi mensaje no tiene que ver con el buen vino. O sí. Es qaue estaba escuchando el último disco de prefab Sprout, con el título tan bonito de "Let's Change The World With Music", y me he acordado del co-propietario de este blog, porque pienso que le puede gustar.

Y ya puestos, para que todo el quiera pueda oirlo (en Spotify, claro):

http://open.spotify.com/track/4kG9NSurLcaVUJrLoE2heH

Buenas noches.

MIGUEL ANGEL dijo...

Dios con lo que me gusta a mi degustar los buenos vinos. Mañana mismo me pienso ir a comprar una botellita para acompañarlo como dicen por aqui de un buen chocolate.
Un saludo.

Chousa da Alcandra dijo...

Un buen curso de cata!.

No conozco los vinos PX, pero tendré en cuenta esa sugerencia.

Un saludo