martes

La sexta...crisis

Confieso que éste post empezaba y terminaba de otra manera. Lo escribí hace días. En esos momentos creía que a Emilio Aragón se le había ido "la pinza". Ahora pienso que lo que pretende es otra cosa: mostrar la España Cañí en momentos de crisis y reirse de los que no la pasan.
La cadena de televisión comúnmente llamada como La Sexta emite dos ¿programones?que yo creía que eran realmente inútiles en ésta época de crisis (no sé qué voy a dar de comer a mis hijos porque me han dejado en paro)
Dos ¿programones? titulados "Mujeres ricas" (Tías de mi edad que han pegado el braguetazo con millonarios que derrochan dinero en Miami) y "¿Quién vive ahí?"(Estiraos enseñando casas anormalmente lineales donde sus metros cuadrados NO están relacionados con el número de neuronas que tienen sus dueños)
Sí, Emilio de mis amores...Has conseguido que la crisis sea algo normal. Y que lo "anormal" son los personajes que salen ahí.
Reconozco que he visto alguno de tus ¿programones?. Tías cuarentonas que su afán más interesante es cerrar una tienda una tarde para que el diseñador de la misma te venda un trapo por valor de 3000 euros para que parezcas una hortera. (Iba a decir otra palabra,pero las prostitutas se merecen mis respetos)
He visto cómo un matrimonio de pijos tiene una enorme casa y gastan su tiempo en ella colgando cuadros caros en vez de sentarse a tomar un café para dos...Yo, por eso no tengo una casa grande. Porque siempre me quiero encontrar con mi chico en el pasillo.
En fin.
Que en los tiempos que vivimos, no nos gusta que gente que tiene pasta nos recochinee que tiene pasta.
Emilio, lo has conseguido.
ADVERTENCIA: las imágenes que se muestran a continuación puede haceros vomitar. Yo aviso.

3 comentarios:

Alfonso dijo...

No veo la tele, soy más de radio :( , como no haya una peli... y a veces se me pasa :(

Agata dijo...

Por eso no estás viendo el España-Portugal.
Por cierto,próximamente post de lo que ocurre en Jerez cuando hay un partido de éste tipo.
Pa matar a más de uno.

Alfonso dijo...

jjaaj, el fútbol me aburre como a una ostra. Por cierto, tendría qué escribir algo de por qué se aburren las otras, qué misterio jj