sábado

Puerta del Sol


Puedo imaginarme la emoción de los que están concentrados en la Puerta del Sol, con todo el país pendiente de ellos y parte del mundo. Creo entender la excitación que producirá sentir que uno pueda estar escribiendo el futuro de una sociedad en unas semanas. Envidio la fuerza y el empuje de los que se han organizado para no ser manipulados por nadie y sentar las reglas de funcionamiento de lo que están haciendo sin que ningún partido se pueda apoderar de sus ideales.
Es estimulante, ilusionante y hermoso. No sé qué va a salir de todo esto, pero lo que ya han conseguido es zarandear a los líderes políticos y demostrarles que la sociedad no es lo que ellos piensan. Que nos empezamos a hartar de que tomen decisiones que nos afectan sin contar con nosotros. Que los jóvenes españoles no son la generación ni-ni y que por mucho que lo intenten, no son una casta intocable que están por encima del bien y del mal.
Bonita lección que empezaron unos cuantos y han contagiado a muchos más.

2 comentarios:

Agata dijo...

Nunca el SOL brilló tanto...
Estoy contigo.Y mira que yo al principio renegaba de esto.De las sentadas.De las protestas.Porque creía que no servían de nada.
Pero creo que va a servir de mucho.
Seguro.

Alfonso dijo...

En esencia estoy de acuerdo. Pero lo que no tengo ni idea de a dónde va a llegar. En Madrid, no sé. En Jerez, como sé quienes asisten y lo que pretenden, antes, se pelearán entre ellos, y no llegarán a nada :)