jueves

Los mejores


Está claro que la clase política no se diferencia en nada al resto de ciudadanos a los que administran. ¿O sí? Veamos, en el ayuntamiento de Jerez, el más endeudado de España con 900 millones de euros de pufo, resulta que más de la mitad de la plantilla, formada por tres mil funcionarios, cobran más de treinta mil euros brutos al año. Y eso no es todo, una docena de ellos cobran más de cien mil. Y lo peor, muchos de estos no tienen ni siquiera el bachillerato y ocupan cargos de jefes de departamento y similares.
Estos son los hechos. La única solución sería hacer una relación de puestos de trabajo para saber quién y dónde debe ejercer cada responsabilidad y en consecuencia cuánto debe cobrar. Pues llevamos ya más de ocho años diciendo que se va a hacer esa relación, que si una empresa privada, que si personal interno, que si nada. Ahora llega la nueva alcaldesa y dice que en hacer esto va a tardar otro año más.
¡No me digan que los de mi ayuntamiento no son los mejores!

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Erro. No son funcionarios. Funcionarios sólo unos 600 y la mayoría son policías locales.
El resto es laboral. Sin concursos. Sin oposiciones.
Tengo pensado escribir sobre ello, pero el asunto es harto complicado.

Satie dijo...

Creo que tu opinión será muy interesante, Alfonso, espero leerla pronto.