jueves

El brujito de Gulugú

(Que también se curran sus estudios y sus aficiones y estoy orgullosa de mis dos zombies)
Los adolescentes son unas personitas que viven en casa con comodidades, no se plantean el futuro, piensan en el día de hoy y recuerdan el pasado a su manera. Son grandes para ciertas cosas (sólo las buenas) y pequeñas para otras (según su conveniencia)
Los niños pequeños tienen rabietas, lloran y patalean. Las rabietas adolescentes existen pero son internas. Sus caras reflejan que no te entienden y que tú eres una petarda que no le dejas hacer ciertas cosas. No te hablan, si lo hacen son gruñidos lo que escuchas. Si preguntas qué les pasa te miran y ya estás fulminada. (Tú tienes la culpa de todo, mamá)
La rabieta de ellos les dura como a nosotros un duelo. Tiene sus fases:
-Negación y aislamiento ( no estoy enfadadaaaaaa, ya no te habloooooo.Soy una zombie)
-Ira (no me entendéis y estoy superenfadada)
-Pacto o negociación ( venga, qué queréis que yo lo hago pero a regañadientes para que no me digáis nada más. Eso sí, yo sigo en mis trece)
-Depresión (más dura será la caída,querida)
-Aceptación (espero que entiendas de lo que hemos hablado y por lo que estás así con nosotros...pronto)
Queridos, yo he sido adolescente y me sé los trucos. Ahora me toca ser madre, también me sé los trucos de la mía. Que gane el mejor.
Lo mismo hay una vacuna para las brujerías del brujito de Gulugú

OS QUIERO

2 comentarios:

Alfonso dijo...

jajaj y tú lo tienes doble XDD , yo en la edad del pavo era horrible jj

Agata dijo...

Jo