lunes

Amenazar


Todavía estoy un poco en las nubes...es lo que te sucede cuando te amenazan con usar un arma.
Este año cumplo 25 años trabajando en sanidad y he tenido días y días. Pero lo que me ha ocurrido hoy NUNCA.
Me ha tocado estar en consulta y cuando ya son más de las 13:30 y el médico está con el último paciente llega una señora que hace un año que no viene con el ojo algo rojo. Ya desde que entra se le ve venir. Le comunico que le daría cita para la mañana siguiente. Sin mirarme a los ojos se le llena la boca de palabras necias, como que ella no se va de allí hasta que la atiendan (no tenemos servicio de urgencias, sólo cita previa y si vienes por tu cuenta no lo hagas a la hora que el médico se tiene que ir para operar) Como veo que me va a dar problemas voy a tardar menos en buscar su historia y atenderla.
Antes de pasársela al médico tenemos obligatoriamente que mirarle la agudeza visual y hacerle un refractómetro. Me dice que si le voy a hacer leer letritas...que ella no viene a graduarse. ( Se masca la tragedia) Cuando me intento morder la lengua y apuntar en su historia los datos va y me dice:
"Tengo la casa llena de armas....voy a tener que traerlas aquí para usarlas"
Sí, esa señora que aparenta tener clase (si es que no abre la boca) y con 71 años me acaba de amenazar.
Me quedo de piedra sin saber si mandarla a tomar por culo o qué. Voy a la consulta y advierto al médico de lo que me ha dicho.
Cuando se marcha la señora lo hace de manera estúpida...
El médico, cuando entró ella en la consulta, le preguntó si tenía armas en su casa. La otra le dice que sí y el doctor le dice que quién es ella para amenazar a nadie. Todo eso quedará apuntado en su historial.
Y yo ahora, dejo de preguntarme por qué la gente pierde el norte y comete locuras.

3 comentarios:

QQ dijo...

Buenísima la foto que has escogido para ilustrar la entrada, Agata...
¡La mamá bandida de los Goonies!!!! :))

Agata dijo...

Sí...le iba a hacer una foto a la macarra de mi consulta pero prefería una verdadera señora.

Alfonso dijo...

Uf, a mí me pasó un caso parecido , pero ¡con arma! Cuando trabaja en el laboratorio, haciamos una técnica llamada ELISA para ver el virus de la peste porcina africana.
Por culpa de ella se sacrificaban cientos de cerdo.
Pues bien, vino un ganadero, un señorito al uso de Jerez, con una cazadora verde típica de pijo, y dentro llevaba una escopeta, asomaba los cañones!! pregúntando por la señorita ELISA que había matado los cochinos... la veterinaria huyó a una habitación, y yo le dije que ELISA había salido a un congreso y que volvería en una semana... y se fue!!
no veas! no volvió más, se tomaron medidas.
Es lo que tiene estar al público!!