viernes

Periodistas,corresponsales,locutores...


No soy muy experta en el tema.Así que no hablo como tal.Sólo quiero decir que siento cierta admiración por ellos(aunque no a todos,después diré a los que no).Yo no serviría para ello.No serviría porque,llegado el momento de informar de una noticia trágica o cruel,no podría ponerme delante de una cámara sin poder soltar una lágrima ni escaparse una expresión de mi rostro.No podría irme de corresponsal a cualquier país,ya esté en guerra o no.Dejando atrás mi vida,mi casa,mi familia,amigos...Sin saber cuando vuelvo,si en mi trabajo voy a perecer dando o buscando la noticia.No podría ver a la gente morir delante mía sin poder o saber qué hacer.No podría hablar por radio dando malas noticias,estoy segura que no me saldría la voz.Estoy segura.Tiene que ser una profesión muy bonita,no son todos malas noticias.Los que trabajan en ésto se lo curran,seguro que tienen buenos compañeros,tienen ganas de hacer bien su trabajo,soportan kilos de peso de una cámara de t.v. al hombro,son capaces de buscar la foto más veraz para acompañar a la noticia...Los que trabajan en la radio nos envuelven con sus voces,nos embrujan...
Sin embargo,están los que van "molestando" con preguntas impertinentes a personajes famosos,cantantes,deportistas,ministros,personajillos,aristócratas e incluso a compañeros de trabajo.Van con la "alcachofa" y se la meten por la cara haciendo preguntas,casi todas las veces,idiotas.Los que hacen programas de televisión hablando incluso de los muertos,ellos que no se pueden defender.A ésta parte de la profesión le dedico mi más sincero "asco".

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Me alegro de que hagas esa distinción. Llevas razón. Yo soy locutor de radio, y te puedo decir, que he visto de todo. Pero también te digo que es una dedicación maravillosa, tanto que yo la hago gratis y de manera voluntaria (tengo otro trabajo que me da de comer), pero en la radio tengo otro sueldo.
Y es por ejemplo, que te llame una abuela de 80 años por la noche, porque está sola, y tú la puedes hacer feliz sólo con escucharla y ponerle una canción. O también, y presta atención porque la mayoría de la gente no se da cuenta de esas cosas, los locutores utilizamos la radio para comunicarnos subliminarmente también, por ejemplo, cuando nos enamoramos. Cuántas veces garraspeamos y decimos perdón, y mientras el público cree que te ha entrado garraspera, lo que en realidad estás diciendo es 'te quiero' a alguien que te ama, para que sepa que la próxima canción que vas a poner, va para él o ella. Ya ves hasta donde llega la magia de la radio :)

Agata dijo...

Jo,qué cosa más bonita.La próxima vez que alguien haga eso,antes de una canción,sabré lo que significa.Y lo de la abuelita puedo entenderlo,los mayores están muy solos.Ellos que nos han enseñado tanto...