jueves

Claro de luna


Observando una luna llena en todo su esplendor, es fácil que no reparemos en una cuestión compleja: ¿de dónde ha salido la luna? Vamos, qué cuál es su origen, ¿se formó a la vez que el sistema solar y de la misma manera? Parece obvio que no , si no no estaría orbitando a nuestro alrededor. Entonces ¿ha sido un cuerpo viajero atrapado por la gravedad terrestre?
Cuando se analizaron los materiales de los que está compuesto la luna hubo una sorpresa generalizada, eran idénticos a los del interior de la tierra. Así que la luna antes de ser un satélite fue... Se admiten elucubraciones.
Foto: Álvaro Carreras (flickr)

14 comentarios:

Cat's dijo...

la luna es un pedacito de cristal que se le cayó al cielo, no te lo habían contado? si, y mira cuando los gigantes del mar pasan caminando llevandose al sol, a veces la pasan por encima, tapandola entera o a medias, pero cuando los gigantes no la pisan, se ve toda ella. Los puntitos que habitamos en la tierra nos acostumbramos a ella, y cuando no está, la estrellas (que son unos papelitos) se juntan y forman otra igual pero de color naranja, para que no nos pongamos tristes.

Satie dijo...

Gracias, bonita y poética explicación.

Mar y ella dijo...

Hola,primera vez en tu blog....lo importante es que esta, y su luz nos maravilla en cada noche adornando la inmensidad...
Mariella.

El Caído dijo...

Ayer me sentí como un hombre tranquilo. Hasta que miré muy de cerca a la luna, su grandeza, sus miedos. Ayer me sentí como un hombre tranquilo, hoy esperaré otra vez a la luna...

Muy chéveres tus historias...

belula dijo...

Gracias por tu visita. A mi la luna me fascina!!!

Mónica. dijo...

¿Será que formó parte de nosotros.. por eso es que es tan... cercana..y que cuando estamos mal..lo primero que hacemos es mirarla...como quien mira para dentro de sí?

Bsss.

hoy cumplo 6 meses en el blog..¿me acompañás?

Chasky dijo...

Yo no sé lo que es la luna, de lo que estoy seguro es que nací allí porque sino no me explico que siempre esté mentalmente en dicho satélite.

jose carlos dijo...

La luna es la que nos ilumina en las noches claras y es un espectaculo maravillo sentarse a verla. Un saludo.

Alfonso dijo...

Yo creo que la luna fue parida por la Tierra, ahí tenemos ese ombligo que nos dejó, que es el oceáno pacífico... sin embargo, a mi la Luna me gusta y no me gusta. Me gusta creciente, pequeñita. Me gusta llena, al salir, perfilando sombras en el horizonte, apareciendo más grande de lo normal por es efecto visual de comparar su tamaño real con las cosas terrestres. Pero llena y en lo alto del cielo, no me gusta. Me agobia, me quita luz a la noche y no me deja ver las estrellas. Al telescopio tampoco me gusta; me da una sensación de arides y soledad... Pero le agradezco sus mareas que siempre me llamaron la atención y su función de paraguas, que hace todavía no nos haya caído un meteorito en la cabeza.

Agata dijo...

Eso de la función de paraguas no lo sabía.Es interesante.A mí estas cosas me gustan mucho,más si se cuentan así.De manera fácil.

trupitomanias dijo...

la luna me tiene loquito.. cuando esta llena no se que me pasa pero me transforma... me vienen pensamientos mas raros que de costumbre.. la luna nos tiene cogidos ... pero es agradable su presencia

gema dijo...

Realmente la luna es el planeta y la unica función que tenemos nosotros es observarla, dejar que nos mande y nos gobierne.
Nosotros a disfrutarla

Sol dijo...

Algunos dicen que es un pedacito de Tierra, otros dicen que la gravedad terrestre la capturó...
lo cierto es que vive en los ojos de todos, no?
Belleza nocturna y diurna...
a mí me gusta de todos los sabores y tamaños.

Saludos.

Zeyrus Kuilg dijo...

Vaya, ¿qué no recuerdan que es la amante del Sol? También dicen que son dioses con su destino fijado, y que sirven a la tierra. Hoy que sabemos que están por ahí, extraviados en el universo junto a la tierra, pensamos que son cuerpos hechos de una vez por todas diferentes, relacionados en una maquinaria de relojería por casualidad; mas lo sabios de antaño veían en los dos, Sol y Luna, gran poder. La Luna es especialmente un rostro y un confidente. Nuestra compañera mágica y silenciosa. ¡Cómo llena de energía las cosas!