lunes

Tener amigos


Por fin llegamos al último "post" de "Diez cosas para ser feliz". He dejado para el final la de tener buenos amigos, personas en las que confiar cuando lo necesitas. Gente que sabe darte su opinión sin miedo si sabe que con ello te ayuda aunque no te guste lo que tenga que decirte. Cuando uno es pequeño la amistad no es más que compañerismo y jugar. En la adolescencia, los amigos son el grupo, son sentirse uno dentro de iguales con los que te identificas. En la madurez ya uno no tiene tantos amigos, son sólo unos pocos, pero son el mejor soporte para afrontar las dificultades de la vida.
Estar rodeado de aquellos a los que no necesitas explicar cómo te sientes, aquellos que te llaman cuando saben que estás vulnerable, que tienen una palabra de aliento.
Por eso, si hay algo que se llama felicidad, estoy seguro que tiene relación con la amistad. Anda, llamad a ese que os está esperando.
Foto Tiagoalmeida (flickr)

6 comentarios:

VECA dijo...

Tienes razón que a medida que nos hacemos mayores tenemos menos amigos, pero solo porque es en esta etapa cuando distinguimos entre conocidos (que son muchos) y amigos (que no son tantos, pero que te quieren y los quieres de verdad).

VECA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cat's dijo...

lo bueno de hacerse mayor, es que uno ya cuenta con la libertad suficiente para elegir a las personas que queremos como amigos. No necesitamos hacer amigos permanentemente, tenemos los que estan, y si surge una nueva amistad, pues surge, asi sin mas.
lo que mas me gusta de mis amigos, es que pasa el tiempo sin vernos ni hablarnos, pero cuando nos juntamos, ese tiempo desaparece y "parece que fué ayer la ultima que te ví".

Cat's dijo...

anda, anda, anda que con lo que me has dicho, en el tonito que yo me imagino....pasate por mi mundo y ya verás.jejejeje ;)
Gracias, Agata.

Sol dijo...

Ya sé que es cliché, pero es verdad: los amigos son la familia que uno escoge. Y como dices tú, fuente de felicidad.

Me gustó tu post. Beso.

carlota dijo...

Totalmente de acuerdo. Creo que en la edad adulta, la amistad es de lo más importante y gratificante que tenemos. Pero hay que cultivarla.
Un abrazo