jueves

Obsesión compulsiva


Me levanto cansado, como si no hubiera dormido. Lo primero que hago es correr al cuarto de baño y lavarme las manos con un cepillo hasta que enrojecen. En la cama hay millones de ácaros y microbios que se han posado en mis manos. No quiero enfermar.
Cuando desayuno y me visto me rozo las manos con la ropa, los alimentos, ¿sabéis la cantidad de bacterias que se alojan en estos objetos? Debo volver a lavarme antes de que se reproduzcan e invadan mi organismo.
Uso un pañuelo para abrir la puerta y salir, tengo una funda especial en el volante y cambio el pomo de las marchas del coche cada mes, pero sólo llegar al trabajo y necesitar lavarme de nuevo es todo uno. Mis compañeros me miran, se acerca uno nuevo y me tiende su mano, yo rehúso responder diciéndole que me sudan las manos y es desagradable.
Hoy he comprado un nuevo teclado para el ordenador y van ya cientos. En mi maletín llevo un jabón especial bactericida que aún siendo muy abrasivo y quemándome las manos, me las deja limpias de gérmenes.
Hoy es un buen día, he conseguido no tocar a nadie, sólo objetos. Pero todo tiene un coste, vivo solo, ella se marchó cuando comprendió que nuestra relación era imposible y nuestro hijo pequeño empezaba a lavarse las manos más de siete veces en el día. La echo de menos, pero estoy feliz, estoy sano y acabo con mis miedos cada vez que me lavo. No voy a cambiar, no puedo, no lo soportaría.
Al menos un 2,5 % de la población mundial sufre obsesión-compulsión. Da igual el sexo o la condición social.
La foto es de Antonio Martínez

14 comentarios:

Miguelo dijo...

TOC transtorno absesivo compulsivo... que pereza hacer tantas cosas por un transtorno...

Nico dijo...

Linda obseción. Mi mama tambien es compulsiva de la limpieza, pero no al extremo jaja. Agradesco tener la madre que tengo, me limpia siempre el cuarto, me lava la ropa de un día para el otro y haci, esta todo limpio.

Ah cierto, tengo las sabanas limpias una ves a la semana jajaja.


Vuelvo despues de mis vacaciones.


Un beso grande. Te dejo mis cariños.


Nicolas.

Nico dijo...

Aclaro, vuelvi de mis vaciones.

Veca dijo...

Últimamente tus post me recuerdan siempre a alguna película, jeje.
En este caso a Mejor Imposible. QUe peliculón, anda que no me harté de reir con ella.
Y hablando ya en serio, es algo bastante grave que afecta a la calidad de vida de las personas y no siempre se le da la importancia que merece.

Denise dijo...

Yo, por un tiempo, necesitaba poner las cosas alineadas en la mesa, TODO, me daba también por cerciorarme en demasía de puertas cerradas... me di cuenta y me dejé de dar permiso, supongo que era una racha nada más, porque la gente que está realmente enferma no puede controlarlo.

Satie dijo...

Veca, efectivamente Nicholson hace de obsesivo compulsivo.

jose carlos dijo...

Si lo pensamos asi si que seria un problema. Tiene que ser terrible. Un saludo.

* dijo...

Hayyy...por Dios!
Las manos las tendrá agrietadas de tanto frotarrr.
jijijiji...
UN BESAZO!

Marta

Ana dijo...

Las enfermedades mentales son tristes,la persona y su família sufren mucho!!
Y no estan nada amparadas por la seguridad social,..cuantos casos hemos visto de un hijo que mata a sus padres, por no tener un sítio donde estar ingresado???
Esperemos que esto cambie en un futuro próximo.

Besitos

Pipo Ibrahim dijo...

es decir eres como el sr. monk Iberico

pero si eso te hace sentir seguro y bien, pues no hay problema



Pipo Ibrahim

Cat's dijo...

Como Nicholson a veces me da por no pisar la lineas de las aceras, jajaja pero no creo que sea una obsesión, sino un juego...
es posible que solo un 2,5 % padece de esto? yo creo que hay más por ahí...seguro. je! cuando empecé a leer, creí que eras vos, nene, no me des esos sustos. jijiji!

Alfonso dijo...

digo como cat's ¿un dos y medio nada más? Yo tengo dos obsesiones de esas, mirar la bombona del gas si está cerrada y comprobar que salgo y dejo la puerta cerrada. Cualquier día de los jemetones que le pego para comprobar que está cerrada me la cargo jeje. Y no hay remedio, unas veces estoy más y otras menos. Con el levante me vuelvo loco. jejej,. Pero vamos, aparte de mis transtornos, soy un muchachito normal :)

caracol dijo...

yo tengo un amigo que se lava los dientes exactamente durante 5 minutos, que si no cont'o bien los escalones al subir o bajar tiene que volver a subir o bajar y empezar de nuevo... y lavarse las manos miles de veces, es otra cosa a la que ya me acostumbre... mas o menos.
sufre mucho, a veces, porque no se puede controlar :S

Cris dijo...

Hola, esto mismo pensaba yo, sólo un 2,5% está considerado como obsesivo compulsivo? Quizá falta a muchos por "catalogar" o ponerles esa etiqueta. Lo cierto es que no conozco a nadie que llegue a extremos como estos, pero quedan muy cerca, hasta el punto de que esas manías, obsesiones, les impiden hacer una vida "normal" y relacionarse "normalmente" con su entorno, eso ya empieza a ser preocupante.
Todos tenemos manías, paranoias, obsesiones en mayor o menor grado, pero cuando empiezan a imposibilitarnos para determinadas cosas, empieza el verdadero problema y además de tan difícil solución aparte de la soledad.