martes

¿Presidente o actor?


No soy nadie para opinar de la vida de los demás. No tengo ningún derecho porque no soy ni juez ni perfecta. Pero cuando alguien ejerce un cargo público como Presidente de la República Francesa ...Desde que le vi la cara a Sarkozy supe que tenía algo diferente. Lo veía más como un actor. Si yo no supiera que esta persona es el presidente y me enseñaran una foto de él diciendo que es un actor francés: me lo creería. Al principio, Sarkozy, me cayó bien. Con el tema de la tripulación española que tuvo problemas en Chad y él hizo gestiones para liberarla ganó puntos conmigo. Dije, éste hombre me gusta. Ya me creo que puede ser el presidente y no el actor. El caso es que con su "enamoramiento"de Carla Bruni ya ha perdido los puntos y los papeles...Sí, todo el mundo tiene derecho a rehacer su vida cuando se separa. Pero si tienes un cargo público, ese derecho debes ejercitarlo dentro de la discreción. Como han hecho todos...Nadie ha sido santo. Pero cuando los veo de vacaciones en Egipto, agarrados de la mano, con un montón de guardaespaldas y fotógrafos...Como si fueran Marco Antonio y Cleopatra del siglo XXI. Con ostentaciones de lujo. Luego Sarkozy llevando a hombros al crío de Bruni. Después que si se van a casar ya o se han casado. También este hombre tiene poca imaginación porque le ha regalado un anillo exclusivo de Dior de color rosa igual al que lleva su todavía esposa....Ya las noticias de Francia son eso ROSAS...Hasta le ha salido un "presunto"padre biológico a Bruni...Su futura ex esposa ya carga la venganza con tres libros. Ahora dicen que pueden haber contraído matrimonio y que ella está embarazada. Y esto sólo ha empezado...

20 comentarios:

RAÚL dijo...

tiene un ataque de megalomanía, parece evidente. yo pensaba que ser presidente es uno de esos oficios que no te dejan tiempo ni para respirar, pero mira, este sarkozy es como un superhombre!!

Druid dijo...

Lo de las gestiones en Chad, es para crecerse a nivel personal, le importaba un huevo la tripulación y sus familias.
Yo creo que ya le voy captando....
Necesita de todo el mundo pendiente de el por una causa o por otra (mediación con las Farc, lo que sea vamos).
Un beso.

Veca dijo...

Tienes toda la razón. A mi su historia me recuerda un poco la de Tom Cruise (a quien le dedico el último post de mi blog) con Katie Holmes. Prometiendose amor eterno en la Eiffel y dando saltos en el sofá del plató de un programa.....No saben lo que hacer para llamar la atención.

Namy dijo...

a mi siempre me cayó bien este hombre, pero ahora después de todo este escándalo, lo tengo entre ceja y ceja y a ella ( que no tiene culpa de nada ), también...
De originalida, poco o nada...porque regalarle el mismo anillo que a su aún esposa...pero por si fuera poco le regaló otro anillo más, de la misma colección que el otro,muy parecido, en fin!.
Que a este hombre se le fue la olla y lo que me parece más sospechoso es la confi y el buen rollo que tenía el hijo de la susodicha y él...
Como que ya se conocían de hace bastante tiempo atrás, es decir, que estos dos ya debían de estar liaos de antes...
Ya ves, se juntan el hambre y las ganas de comer!...jijijiji.
Besitos.

Agata dijo...

NAMY:creo que llevas razón.Estos están liados de antes.Ahora ella ya ha posado desnuda.Dicen que las fotos eran de antes de salir con éste.Qué casualidad que la sacan ahora.Lo único que ella lleva puesto son unas botas altas y una "alianza"....

carlota dijo...

Pues sí. Yo también creo que este hombre ha perdido los papeles. Con lo del Chad ya quedó retratado. Un poco fantasma.
Besos

Nunu dijo...

Ayyyyyyyy, niña, menos mal que ha llegado este Sarkozy a alegrar el mundo de la política internacional, jejejejeje.
No me puedo imaginar a Zapatero con Cristina Rosenvinge o con Yola Berrocal pero bueno, conociendo a los españoles, pues vamos que no copiamos, que perfeccionamos los modelos extranjeros, pues algo así nos espera.
Lo del anillo me ha parecido lo peor, además de megalómano sin creatividad...

gema dijo...

A mi nunca me ha gustado, me parece un prepotente y un soberbio. No es necesaria esa ostentación para demostrar que eres un presidente como tienes que serlo, ¿alguien conoce a algun presidente que sea como tiene que serlo?. Además, ni tanto ni tan calvo lo de su vida privada, a mi me la suda con quien pase las noches o con quien deje de pasarlas, al fin y al cabo tenemos que recordar que el gran presidente de la republica francesa: Mitterand, tuvo en el Eliseo, en un palacio apartado a su amante durante 23 años, por eso digo ni tanto ni tan calvo.
De todas maneras, ¿habrá pensado bien lo del anillo?

Ana dijo...

Yo creo que deberían ser mas discretos, como alguién dijo ya por aqui.
Tanbién estoy de acuerdo que la cosa vendrá de antes...pero,como el dinero puede con todo...

Cat's dijo...

joder que enterada que estas de todo che, jajajja, yo lo único que sé es que me pasaba lo mismo, pesné que era actor, y lo la bruni esta clarisimo, se conocen hace muchisimooooooooooooooo tiempooooooooooooo
lo que pasa es que tuvieron que hacer el paripé. (asi se dice?) besotes

PARANOICO ILUSIONISTA dijo...

pues a mi nunca me ha caido nada bien, puede que sea porque tengo un jefazo en mi empresa que se parece un montón....eso me da grima. Es un showman en toda regla, un tipo algo patético.
Besos

caracol dijo...

yo viví en Francia cuando estaban con la campaña presidencial... recuerdo que en mi círculo de amistades francesas todos lo odiaban... no he preguntado cómo se sienten ahora! jajaja

no debe dar mucha seguridad a un país y a su gente ser guíados por una persona que parece estrella de cine... eso, actor... de seguro que nadamás hace como que si sabe lo que hace con el gobierno.

jose carlos dijo...

Que vida se pega, desde que esta en el poder no se si se sentaria en el despacho un ratito. Siempre de paseo. De todas formas me cae bien este personaje. Un beso.

Denise dijo...

De acuerdo en casi todo. Es que creo que la vida privada de cada quién es privada, sea cual sea el cargo y lo que haga o deje de hacer la Bruni da igual, para mí. El problema es el boom mediático que provoca.

Sergio dijo...

Hola les transcibo una carta publicada en un periódico, ed aca de México, un poco larga pero vale la pena leerla:

"Sé que el protocolo francés no permite que se escriba una carta dirigida al Presidente de la República, sino que debe enviarse al secretario general del Eliseo o al director de la Oficina de Prensa, no obstante me permito dirigirme directamente no al Jefe de Estado, sino a Nicolás Sarkozy, "un ciudadano francés como cualquiera que se despierta por las mañanas y se acuesta por las noches", como él mismo se describiera en la rueda de prensa que dirigió a todos los medios de comunicación el 31 de diciembre del 2007.


Estimado ciudadano Sarkozy: No sé por dónde empezar, si por desearle feliz año o por felicitarlo por su más reciente matrimonio con Carla Bruni (39 años). Me pregunto si ¿debería realmente felicitarlo por todo el escándalo y el desconcierto que ha provocado ante la opinión pública, no nada más de la francesa sino de todo el mundo, su unión con la ex top model? Más que su relación sentimental, a la cual, como usted mismo dijera en la pasada rueda de prensa (8 de enero), cualquier ser humano tiene absolutamente derecho, incluyendo los presidentes de la República, por la parte indirecta que me corresponde como ciudadana francesa, me inclino a cuestionarle la forma tan pública que ha hecho, últimamente, de su vida privada.


No le quede la menor duda, ya entendimos que su relación con Carla es un hecho serio (¿hasta cuándo?, ¿acaso con Cecilia no fue en serio?), a tal grado, que ya se casó en lo oscurito como decimos en mi país. Lo que creo que no acabamos de entender es el alarde y sobre todo el exhibicionismo de este amor. No hay que olvidar que apenas se divorció de Cecilia en octubre del 2007, ¿cómo es posible que se pueda usted volver a casar, si ni siquiera ha transcurrido un año después de su divorcio, lapso que obliga la ley, en todo caso la mexicana, para desechar la posibilidad de un embarazo por parte de su ex mujer? ¿De verdad tiene derecho el Presidente de la República de hacer todo lo que se le da la gana, por el solo hecho de ser el primer mandatario, es decir, de descasarse y recasarse tres meses después?


¿Se ha puesto a pensar la imagen que proyecta ante las nuevas generaciones, no sólo de su país, al llevar una vida como si fuera usted una celebridad del show business de Hollywood, la versión masculina de Paris Hilton, y no el Jefe de Estado de una nación como Francia, la gloriosa república que tanto le ha dado al mundo? ¿Qué diría el General Charles de Gaulle, para quien "Francia no puede ser Francia sin la grandeza", de ver que las noticias que nos llegan de esa Francia no tienen que ver con su cultura ni con su política ni con sus tradiciones, sino que están relacionadas con la visita de su Presidente a Disney World acompañado de su novia, Carla Bruni, y del hijo de esta última, montado sobre los hombros del primer mandatario francés? ¿Qué pensará su hijo, Louis, que apenas tiene nueve años y que vive actualmente con su madre en Londres al lado de su nueva pareja, el escritor de best-seller? ¿Todo esto es para castigar a Cecilia? ¿Tanto la quiere, todavía?


En esta misma rueda de prensa, usted declaró muy enfáticamente: "Con Carla, hemos decidido no mentir. Ni ocultarnos". Asimismo, defendió su libre elección de difundir su relación en contraste con la larga tradición "deplorable por su hipocresía" de los mandatarios franceses de ocultar su vida sentimental con la complicidad de los medios informativos.


"Su pregunta respecto a Carla", le dijo a la periodista del Journal du Dimanche, "es una pregunta que no le hubieran hecho a ninguno de mis predecesores, no obstante sabían muchas de su vida privada". Es evidente que se refería a Francois Mitterrand, quien mantuviera en secreto la existencia de su amante y una hija ilegítima, Mazarine, durante casi todo su mandato, de 1981 a 1995. Usted a esto le llama "hipocresía", yo le llamaría discreción. Mitterrand nunca hizo alarde de sus conquistas, como tampoco lo hicieron Giscard ni Chirac, quienes seguramente no eran unas blancas palomas, no obstante sabían guardar la forma que sin duda corresponde a un Presidente de una nación como Francia.


Me pregunto si no le importa que hablen de los amantes y de los desnudos de su ahora esposa y por ende ser ridiculizado no nada más en su país, sino en el resto del mundo, con caricaturas donde aparece usted pasando vacaciones de lujo, volando en aviones privados y paseándose en yates de sus amigos millonarios, como un auténtico arribista. No hace mucho apareció usted y Carla en la sección "Las mangas del chaleco" del noticiario más visto de mi país (20 millones de televidentes), como un ejemplo de frivolidad y de falta de seriedad.


Lo que es un hecho incontrovertible y una prueba de que usted no ha estado actuando con dignidad y con respeto hacia su electorado es que su popularidad ha descendido 18 puntos. La encuesta del Journal du Dimanche arrojó (19 de enero) que el 52 por ciento de personas interrogadas se declararon descontentas de su Presidente. También ha perdido, usted, mucho terreno, con los comerciantes, los artesanos, los empresarios (10 puntos de menos en un mes) y con los profesionistas. ¿Qué decir frente a los de la extrema derecha, a los del Partido Socialista y frente al Partido Comunista? "Tenemos la impresión de seguirle los pasos a una 'superstar', y no al Presidente de Francia", declaró un francés ofendido. "Sentimos como una suerte de 'déprésidentialisation' de un Presidente que aparece como un 'showman' que nos representa muy mal y que toma demasiado a la ligera su estatuto de Presidente. ¡Basta con el show!", opina otra ciudadana.


Por último, ciudadano Sarkozy, permítame decirle que me ha dolido mucho tener que escribirle esta carta en este tono de reproche, pero es que me duele sobremanera la imagen que está dando usted de Francia ("mi segunda patria"). Le sugiero con todo respeto que ya no piense tanto en usted mismo, sino que piense en su patria, su maravillosa patria. Como usted mismo le dijo a Jean-Marie Le Pen en su discurso en Tours: "...Francia no es una raza, no es una etnia, no es el derecho de la sangre, es una voluntad de vivir juntos y compartir los mismos valores".


No olvide esos valores, ciudadano Sarkozy.

Tawaki dijo...

No sé qué parte de culpa tienes ellos. A mí me parece que los grandes artífices de este espectáculo son los periodistas. Sin cámaras ni micrófonos, no hay actores.

Un saludo.

Cris dijo...

Pues a mi me cae bien en general y le doy un voto de confianza en cuanto a gestión política, pero no me ha gustado esta forma de llevar su relación. Entiendo y defiendo que cada uno viva su vida privada a su manera y que si no eran felices el matrimonio lo dejaran y que ahora si tiene otro amor, lo tenga, pero si que creo que la discreción es la base de la buena educación, y en una posición como la suya, debería ser el punto de atención su gestión al frente de un pais y no sus gestiones amorosas.

* dijo...

Que culebron Dios santo!
Lo que me hace reír y decir: Que cabron!!!!
Es el tema anillo...
A mi me regala el mismo anillo que su ex... y se lo tiro a la cara!
Coño! eso dice mucho del tipejo.
Un besazo!

Marta

Sol dijo...

No sabía lo del anillo... qué bestia de hombre! ja ja ja!! Ay... los franceses. ;) Just kidding.

He vuelto, después de unas lindas vacaciones; y vine a saludarte.

Un abrazo grande Agata!

Leuma dijo...

En teoría la vida privada debería ser eso, privada, pero muchos personajes públicos la utilizan como marketing, forma parte del teatro, y sí, a menudo los políticos son actores, un beso