jueves

¿Cómo lo supiste?

English version


Hay cosas en la vida que se deciden de un momento para otro, casi sin darte tiempo a pensarlo. A mí me ha ocurrido en varias ocasiones, todas importantes. En ese instante no eres consciente de la importancia que va a tener en el futuro, pero al final termina siendo determinante.
No es esto lo que más me sorprende. Lo que de verdad hace que me plantee este tema es la rapidez en tomar la decisión, casi sin saber. Normalmente, valoramos los pros y contras, precios, aspecto etc. de las cosas más ínfimas que queremos adquirir.
Le damos vueltas y más vueltas para decidir el lugar en el que vamos a pasar las vacaciones.
Dos ejemplos de decisiones que tomé y no pensé:
La primera, compartir la vida con mi pareja. La segunda, aceptar un trabajo a cien kilómetros de mi ciudad cuando tenía otro donde vivo. ¿Cómo supe que eran acciones acertadas? Aún no lo he descubierto, pero nunca me he arrepentido.
Foto, Níspero Feliz

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy rakel pero no sé por qué no puedo acceder.
Desde mi humilde opinión las mejores, mas decisivas e importantes decisiones se toman sin pensar o meditar.

Chasky dijo...

Yo siempre he tenido muy claro que cuando tomas una decisión hay que pensar que hemos acertado, además como nunca sabremos que pasaría si hubieramos hecho otra cosa mejor pensar que hicimos lo correcto.

Ana dijo...

Una gran verdad!
Si piensas demasiado terminarás por tomar la decisión equivocada.
Desde luego que la mayoría de las decisiones que tomamos las hacemos sin pensar.Hay veces que nos arrepentimos,pero siempre sacamos algo bueno de la experiencia.
Las más importantes de mi vida,fueran mi matrimonio y mis hijos!

Un beso

Alfonso dijo...

Yo también he tenido que tomar decisiones en el momento, y que han influido determinadamente en mi vida, como es mi trabajo.
Estaba parado, y el mismo día, me surgen dos.
Uno por seis meses, de mi titulacion.
Otro, por dos años, con un grado inferior.
En menos de un día tuve que decidir.
Cogí lo segundo. Hoy llevo ya 19 años trabajando.
¿Qué hubiera pasado si hubiera optado por el primero? Hubiera ganado más dinero, pero no sé si hubiera seguido trabajando.
Y como no lo sé, para qué pensar si acerté o no .

Estas cosas pasan. Fastidian la verdad.

Cat's dijo...

me cuesta mucho tomar una decisión pero es verdad que en momentos determinantes suelo ser firme y no vuelvo atrás. Me gusta cuando la vida me pone en el dilema de saber qué hacer y que de eso dependerán muchas cosas porque entonces es cuando digo "esto" y "esto" es lo que es. Odio pensar en que hubiese pasado si...
besos!
ah! dice la mariceci que pa cuando el pescaíto. ;)

Agata dijo...

CAT´S:yo creo que tú lo tienes claro todo.Hasta la camiseta que puedes usar en un momento determinado...jajaja.

Mary dijo...

EXCELENTE ¡¡¡

MUY BUEN POST.

PESE POR ACA
Y VOLVERE

CARIÑOS DESDE

ARGENTINA ¡

NuNú dijo...

Interesante reflexión. Te respondo con una cosa que he oído últimamente: Hay que pensar con el corazón y sentir con la cabeza. Quizá es eso lo que haces cuando decides de esa manera...

Angie dijo...

yo creo que en esas ocasiones, no es que se sepa a ciencia cierta, sino que más bien se siente que una decisión fue acertada...

Cat's dijo...

jajajajajajajja
jajajjajajajjjaa
la de argentina!!!!!!

Cris dijo...

ehhhh mi comentario se perdió???
en fin... te decía en él que creo que cuando uno toma una decisión, habiéndola tomado con mas o menos premeditación, siempre cree que es la mas acertada. No tenemos la seguridadde que sean acertadas al 100%, eso lo dice el tiempo.
Y te decía que a mi, no me cuesta tomarlas, decido rápido y firmemente. Ahora, las cosas mas triviales como elegir el color de una camiseta para ponerme ese dia, o elegir entre ensalada de pasta, mixta o de arroz.. puf!!! que dilemas... lo que me cuesta... y encima no se si acierto...
Besos.

MARISA dijo...

noooo pensar... si al final tiene que salir bien saldra bien..si tiene que salir mal..saldrán mal..