martes

Increíble


Que alguien me lo explique que yo no lo entiendo. Cómo puede ser que en pleno siglo XXI aún haya colegios con el alumnado segregado por sexos. Lo descubrí el otro día que me encargaron recoger a las hijas de un familiar. Me dijeron el sitio exacto y a la hora prevista llegan dos autobuses y empiezo a ver chavales salir, pero ni rastro de las crías que yo tenía que recoger. Pregunto a una madre que se acerca al verme despistado, ¿vienen más autobuses? Claro, el de las chicas. Ni se me pasó por la imaginación que los que acababan de llegar eran sólo de chicos, así que no me di ni cuenta. Efectivamente, al poco llegaron las chicas.
No pude reprimirme y le pregunté a la mayor (siete años) las razones por las que creía que los niños y las niñas estaban separados, ella con su inocencia, me contesta:
"debe ser por los libros y porque todas las maestras nos dan a las niñas y los maestros a los niños", o sea que también hay segregación de profesorado.
Yo sufrí este calvario cuando pequeño y recuerdo que cuando llegué a bachillerato y empecé a relacionarme con las chicas era como un elefante en una cacharrería, metiendo la pata constantemente y sin saber qué hacer. Triste sociedad la nuestra, para que aún no hayamos sido de capaces de superar nuestros complejos y se los traspasemos a nuestros hijos. Pobres niños que tienen que aguantar las tonterías de los padres.
Foto Lamiasaffo.

4 comentarios:

Angie dijo...

En mi clase éramos todo niñas. Las clases mixtas empezaron un curso o dos después del mío. Y te doy toda la razón... yo no estuve en una clase con niñas y niños hasta que llegué a la facultad (ufff! que se dice pronto..!). Me hubiera venido tan bien para mi timidez estudiar desde pequeña en una clase mixta!

Menos mal que, hoy en día, salvo contadas excepciones como la que nos has contado, eso ya no es así!

Emilio dijo...

He estado consultando el tema un poco, y creo que esto sólo era posible en los colegios privados ( no en los privados concertados ) hasta la entrada en vigor de la nueva Ley Orgánica de Educación2/2006. Su artículo 115 nos dice que "Los titulares de los centros privados tendrán derecho a establecer el carácter propio de los mismos que, en todo caso, deberá respetar los derechos garantizados a profesores, padres y alumnos en la Constitución y en las leyes."

Sin embargo, me llama la atención que cuando la ley hace referencia a la no discriminación por razón de sexo, lo hace en el artículo 84 rotulado "admisión de alumnos" dentro del Capítulo "escolarización en centros públicos y privados concertados" !

No entiendo por qué el legislador trata la no discriminación por razón de sexo sólo en la admisión (parece que quisiera distinguir admisión y docencia) y no hace extensión de este principio ( que es universal ) a los colegios privados.

La solución del artículo 115 es débil, está claro que en todo caso se deben respetar los principios constitucionales, faltaría más.

Desconozco si el Tribunal Constitucional se ha pronunciado sobre esto, pero es un tema interesante. Yo también viví la segregación por sexos en las aulas, mi colegio era sólo para niños.

Disculpa la extensión del comentario, he intentado hacerlo lo más breve posible.

Un saludo.

Alfonso dijo...

Buen trabajo que se le presenta a la ministra de Igualdad. Tengo una compañera del Opus que no quiere que su hijo esté con niñas en clase; defiende la separación de sexos. La cuestión es: ¿tiene derecho a exigirlo? ¿le puede exigir el estado que se haga lo que ella desea?
De todas formas, la separación de sexos está muy marcada en la sociedad todavía.
Vete a las cajas de hipercor, a ver si encuentras un cajero hombre. Y a ver si encuentras una cajera gorda y fea. Pero eso es tema para otro post.

PARANOICO ILUSIONISTA dijo...

No existiría este tipo de ofertas en nuestra sociedad sino existiera la demanda de unos padres cercanos al encefalograma plano...