viernes

Comida que emociona


¿No tenéis un plato que sólo probarlo os hace estremecer? Tengo una teoría, hay comidas que además de alimentarnos nos emociona. Sí ya sé que suena cursi, que parece "Como agua para chocolate", pero la cocina está conectada con el corazón. Hay sabores unidos a nuestra infancia, que al paladearlos, si cerramos los ojos nos hacen sentirnos como niños. Sé de personas que un humilde pan con chocolate o un arroz con leche cremoso, les proporcionan un viaje al pasado.
Yo también tengo mi sabor fetiche. Es el merengue. Pero no un merengue cualquiera, tiene que estar blandito, como la nata montada y llevar por encima canela espolvoreada. Sólo eso. Una cuchara de esta crema me traspasa el cuerpo y me lleva a los días de verano en los que mis padres me compraban un cucurucho que llevaba una crema de merengue y canela en vez de una bola de helado. Ellos decían que era por ser demasiado pequeño para comer cosas frías. Sin saberlo, me habían condenado al sabor del merengue. ¿Y a vosotros qué comida os emociona?
La foto cogida de Flickr es de Blip.

10 comentarios:

Agata dijo...

A mí me emociona enormemente la que me hacen.Pero si tengo que decir algo:un dulce que es un palo de nata con nueces enteritas.Lo hacían en la Rosa de Oro...Mi madre siempre me lo compraba...Ahora nadie me lo compra,ni me lo hace,ni me invita,ni me lleva,ni ná...MAMAAAAAAAAA.....

Cat's dijo...

lo tengo bastante complicado...no puedo ser concreta porque para mi el sabor va acompañado de la situación...que en realidad todo en su conjunto me hace estremecer, no soy muy dulcera que digamos (para eso estoy yo, je!)pero me imagino sentada en suelo con una fondue de chocolate y mmmm, pero si te digo la verdad la ultima vez que sentí fuera de de mi fue en feria a la madrugada con un cofre de chocolate caliente...nada romántico, lo sé, pero qué bueno estaba, cada bocado era seguido de un "MMMM...qué bueno...mmmm que bueno" jejejeje.

Alfonso dijo...

Un guisito de pescao, así, porque mi madre me lo hacía cuando estaba malo, y una cosa que me trae muchos recuerdos, es comer yogur con frutas del bosque. Las moras ummm, me recuerdo cuando chico que tenía una zarzamora al lado de mi casa, y me escapaba allí y me ponía púo, y pintado de color de mora jjj.
Comer moras es volver a mi infancia.

CRIS dijo...

No puedo estar mas de acuerdo contigo.
Comer va ligado al corazón, a los placeres, a los sentimientos, a las situaciones... Me vuelven loca tantas y tantas cosas... cada momento tiene su favorito pero así en general te diré que de siempre, por mi cumple, mi madre me cocinaba sin falta: arroz con chipirones en su tinta... es uno de mis platos favoritos... pero puf... una buena carne... una buena lasaña, un buen guiso... ensaladas, arroces... salsas... huevos..ains... que me suenan las tripas de hambre....
(de dulce soy menos, pero quien se resiste a un buen merengue?)
QUE TENGAIS UN SABROSO FIN DE SEMANA

Flor dijo...

A mí el dulce de leche, sin lugar a dudas.
Una vez lo analicé tirada en un diván (de mi analista) y el recuerdo más lejano al que logré asociarlo es a las mamaderas (biberones) de leche con muuuucha azúcar que me tenía siempre preparadas mi abuela cuando yo llegaba a su casa. Puro sentimiento.
Besos

Veca dijo...

Pues el merengue es una de las pocas cosas dulces que no me gustan. En las tartas que llevan merengue, siempre pido nata en su lugar. No tengo ninguna comida que me "estremezca!........

Kim Basinguer dijo...

El centollo..bueno el marisco en general.

Black Betty dijo...

Te creo, será porque Como agua para chocolate es de mis libros favoritos.

Mjm... pues un plato típico de Costa Rica, que se llama Olla de carne, es una sopa repleta de verduras... sólo el olor ya me anima y probarlo... ¡ohhhh! :-)

Nico dijo...

Es verdad. Comparto la misma opinión, hay comidas que te hacen viajar a nuestro pasado. Creo que soy jóven para hablar de pasado e infancia, ya que tengo un largo camino todavia. Pero el sabor de un "Pochoclo" o "Maiz inflado" me recuerdan tantas cosas, epocas feas económicamente hasta recuerdos que hoy sacan mas de una sonrisa.


Que linda entrada sinceramente.


Mis cariños.


Nicolas.

Chasky dijo...

A mi me encanta un buen plato de fabada asturiana, el problema es que te emociona durante todo el día.