miércoles

Dejadnos vivir.



Mi pareja y yo hay días en que no entendemos este mundo. Parece raro, la verdad. No nos metemos con nadie. Intentamos vivir nuestra vida dentro de las normas que vivir en sociedad requiere. Pagamos los impuestos, igual que todos. O casi todos, que hay quien no declara a Hacienda. Pero eso sería otro tema. También somos civilizados. No vamos tirando la basura a la calle, no somos groseros, no pegamos a nadie. No insultamos. En nuestro hogar somos como queremos, me refiero al tema sexual. Como todos, claro. Hay días que nos apetece hacer el amor y otros no... Igual que ellos. Cuando me fui a vivir con mi pareja muchos de los que yo consideraba amigos me dejaron de hablar. Ahí entendí que no se puede llamar amigos a todos los que conoces. Amistad. Me encanta esa palabra. Pero no me importó. Ahora valoro a mis amigos. Pocos pero amigos de verdad. Cuando mi pareja ha estado enfermo ellos se volcaron conmigo para ayudarme. Finalmente todo fue un susto. Cuando decidimos adoptar un hijo nos apoyaron...
Pero raro es el día que no haya nadie que al vernos de la mano por la calle no nos mire despectivamente. Cuando nos besamos en público nos llaman de todo. Hay amigos de mi misma condición sexual que han sido apaleados y grabado por un móvil para ponerlo en Internet. No nos quieren casar en una iglesia. El y yo somos católicos. Hay veces en que desfallezco en mi fe. Pero mi pareja está ahí para quitarme mis miedos. Le quiero. Le amo. No entendemos a ésta sociedad que no nos deja trabajar en según qué sitios por ser como somos. Somos heterosexuales. En este mundo donde lo "normal" es estar con parejas del mismo sexo lo llevamos mal los heterosexuales. No somos asesinos en serie, no somos monstruos. Menos mal que todos ellos no son iguales. Hay muchos que creen que somos buenos. Que somos personas como ellos. Que sufrimos por las mismas cosas. Que amamos como ellos. Lo único que me diferencia de ellos es que yo amo a un hombre en vez de a una mujer como se "supone" que debo hacer. Soy chica y me gustan los chicos. No estoy enferma. Dejadme vivir tranquila. A mí y a todos los que son como yo...
CÓMO CAMBIARÍAN LAS COSAS SI NOS PONEMOS EN EL LUGAR DE LOS DEMÁS. ESTA HISTORIA TENÍA EL 50% DE PROBABILIDADES DE SER CIERTA...
Foto del Flickr. Autor: Titania y Oberon.

21 comentarios:

Agatha Blue* dijo...

Bueno.

El amor es abierto.

Y mientras sea amor, no va a hacer daño a nadie, así que cada uno es libre de vivirlo como quiera.

De hacer lo que le plazca entre sábanas y besar los labios de quien se deje besar.

A las personas no se les juzga por eso.

Al menos a mi modo de parecer.

Continuamente aparecen en mi vida nuevas personas. De diferentes etnias, religiones, culturas y gustos sexuales. Y absolutamente todos han aportado algo a mi vida.

Desde algo chiquitín como un granito de arena, hasta razonamientos grandes que han cambiado mi modo de ver algunas cosas.

La gente pisamos este mundo para querernos. No importa nada mas.

Soy cristiana y nada tiene que ver para que tenga amigos de verdad musulmanes, evangélicos... etc.

Si hay buena voluntad, todo el mundo aprende de todo el mundo.

Lo de la Iglesia... bueno, eso es otra historia.

Besitos.

Agatha Blue*

CRIS dijo...

Agata, felicidades, buenísimo.-
Yo pues evidentemente estoy a favor de cualquier amor y cualquier sexualidad entre dos personas que se respeten entre si. No lo concibo de otra forma y lo respeto y acepto al 100%.

Aparte lo de ponerse en la piel de otro... puf.. una vez leí un ejemplo... estaba relacionado con la discriminación y decía que imagináramos que éramos: en USA: mujer, negra, judía y homosexual, que se llevaba la discriminación por todas partes... por sexo, raza, religión y opción sexual. Tela cómo somos... og!!!

Ana dijo...

Muy bueno el post.
No a la discriminación!
Si al amor libre..parece que estoy en pleno 60´s,jeje

Besos

Veca dijo...

Muy bueno Agata. Está bien lo de darle a la vuelta a estos temas, para que esos que son un poco cuadriculados, abran su mente de una vez.......

Alfonso dijo...

Empatía que se llama a eso :) gracias. De todas formas, no es fácil hacerlo para todo.
Lo peor de esto Agata es que todos llevamos un inquisidor encima. Podemos ver como el mundo heterosexual condena al homosexual.
Y cuando estás en este mundo, ves como el homosexual adulto es condenado por el homosexual joven llamándole viejo. Y ves como el homosexual enfermo es condenado y discriminado por el homosexual sano. Y como el homosexual libre condena al que no es capaz de salir del armario. Y con la Iglesia, como el cura heterosexual condena al cura homosexual, y como el cura homosexual condena al laico homosexual. Y como el cura condena a todos, y no condena a lo que a él le gusta, la pederastia.
El caso es condenar y discriminar. Afirmar nuestro sentimiento de que soy más que tú y distinto a ti para superar mis complejos.
Miserias y maravillas de este ser de dos patas que se puso de pie, el humano :)
Gracias guapa, si pudiera te mandaba un ramo de flores :)

* dijo...

Ayyy...Agata.....
Si yo te contaraaaaaa....
Como sabrás yo tengo amistades “gay”...si yo te contara lo que he vivido con ellos...
En fin....
Que hay mucha gente que tendría que vivir mil vidas mas y no entenderían nada de nadaaaaaa....por que son huecas de espíritu.
Suerte que yo desde muy niña he sido muy abierta de mente y nadieeeee me ha hecho cambiar......adoro a las personas, pero adoro “las buenas personas”...me da igual su tendencia sexual.
Buenooooo....no me enrollo mas....y eso que este tema podría escribir la Biblia.
Un besito ....(muyyyy buen escrito!)

Marta

Agata dijo...

ALFONSO:anda,anda...

Agata dijo...

ALFONSO:se me olvidaba ¿y el exámen?

Alfonso dijo...

Mañana jueves a las nueve de la mañana en Cádiz grrr

Agata dijo...

ALFONSO:tú puedes.

Cat's dijo...

eso sí que es ponerse en los pantalones del otro. qué diferente sería todo si por un rato aunque sea solo un rato en el otro. Sociedad de individuos egoístas sumergidos en la máxima ignorancia. Pero en todos los planos, en los pobres y ricos, en los blancos y negros, en el hetero y homosexual, en las mujeres y los hombres, en los viejos y jóvenes, estoy con alfonso, el asunto es CREAR LA DIFERENCIA. besotes

Sergio dijo...

Pues mira yo soy heterosexual y amo a mi pareja y a mis hijos y amo a mis amigos y amiga que son pocos, pero no se me da el aceptar convivir de serca con homosexuales o lesbianas, no tengo nada contra de ellos, no me han hecho nada y les deseo lo mejor, pero procuro evitarlos.

Y dispensenme por decir francamente mi opinion que ve en contra de la modernidad y de la libertad y de las opiniones de todos los comentario dejados aquí.

saludos

Agata dijo...

SERGIO:yo procuro evitar cruzarme con pederastas,procuro evitar estar cerca de maltratadores,procuro no conocer a ningún violador o asesino...Pero lo que no procuro evitar es conocer a buena gente,charlar con ellos,reirme con ellos.Dispensa que yo también dé mi opinión con franqueza.De eso se trata.Yo también soy heterosexual.¿Si yo fuera homosexual y te enteraras ahora, seguirías volviendo?

MIGUEL ANGEL dijo...

Me encanta tu post Agata.
Es increible pero cierto que estando en pleno siglo xxI todavía existan mentalidades tan aferradas al pasado. Estamos en una sociedad abierta y liberal y somos capaces de reflexionar e incluso de utilizar el pensamiento para razonar cúal es la situación de la pareja en sociedad.
Muchos culpan a los que imparten docencia y representan la educación por no difundir los valores en los jóvenes, pero creo que todo no emana de la escuela sino que la familia por su contacto primordial, igualmente debe colaborar de manera coordinada y representar un claro ejemplo a esta generación Esta claro que debemos transmitir a nuestros descendientes los principios morales y valores que han de florecer para que exista una sociedad de bien.
Debemos vivir en sociedad y respetar los derechos de todos.

Agata dijo...

MIGUEL ANGEL:y a mí me encanta cómo has salido en la foto,joío.

MIGUEL ANGEL dijo...

Sergio, siento que en tu vida tengas que ir evitando a personas, no debe ser cómodo. De todas formas, lo realmente doloroso, es que algún día tengas que evitar a tus hijos o tus hermanos.
Saludos, Alfonso.

Alfonso dijo...

Uy, perdón, he publicado como Miguel Angel, cuando soy Alfonso, sin desactivar la cuenta anterior. Es que vivimos juntos y pasan estas cosas :)

CRIS dijo...

AGATA, SATIE
vengo a avisaros de que me despido del blog. Acabo de publicarlo y en unos días desaparecerá del todo. Pero seguiré viniendo a veros.
AGATA CARIÑO, gracias por todo ese tiempo y todo tu apoyo y mimos. Sabes que te quiero mucho, verdad?
Estoy bien, no te vayas a preocupar por mi, eh! Es sólo que me lo pide el corazón y la cabeza también... pero sólo eso.
UN BESO MUY FUERTE. SOYS MARAVILLOSOS. Hasta prontito.

Denise dijo...

:-S lo que yo no puedo creer es que alguien se sienta en la necesidad de "evitar" a la gente por sus tendencias sexuales, me parece retrógrada a morir. ¡¡¡Ni que fuera una enfermedad mortal que se pasa por el aire!!! A ver, además hay un desconocimiento tremendo, la gente se piensa que la homosexualidad es cosa nueva... ¡y existe desde que existe la civilización! De manera que no culpemos a los de "mente moderna" en todo caso, que esto es más viejo... lo nuevo es que se asuma con la naturalidad que debería tener.

QQ dijo...

Muy bien, agata.

Agata dijo...

Y Sergio no volvió...Gracias por no hacerlo.