martes

Salvados por la iglesia

Después de reír todo lo que pude y más con "Salvados por la campaña", Jordi Évole el "Follonero" de Buenafuente se atreve a subir otro escalón. Ahora su objetivo es la iglesia y promete ironía y sarcasmo retratando lo más casposo del estamento eclesial.
Sólo he visto el primer programa y la verdad que me divertí mucho. El ingenio del equipo de guionistas del programa sigue rayando a gran altura. Ver como las miserias humanas se dan cita en el gran teatro que envuelve a muchas de las costumbres cristianas es una vuelta de tuerca que venía haciendo falta en nuestros tabúes patrios. Si bien es verdad que esperaba un poco más de atrevimiento, a lo mejor en las próximas semanas sea así.
Por lo demás, nadie se puede sentir ofendido con lo que se emitió y algunos se lo toman con más gracia que otros, lo que indica que también dentro de la iglesia existe el sentido del humor.
Lo mejor, la preparación del viaje al Vaticano con una pareja de recién casados que iban a recibir la bendición papal.
Necesitamos programas como "Salvados por..." porque espero una edición dedicada a la monarquía, a la justicia, a la educación, sanidad... entonces sí que nos íbamos a reír.

6 comentarios:

RAÚL dijo...

desde luego que sí. este domingo "salvados por la eurocopa". es sobre fútbol, vale, pero seguro nos vamos a reirnos un rato!!

Nicolas dijo...

Me parece muy bine hay q tener sentido del humor de todo, pero lo haran tambien con los partidos politicos con el Psoe, el PP, y es mas tendra el pintas este el valor de hacer lo mismo pero con Mahoma

mucho me creo que la libertad de critica y de humor solo se mofa de los de siempre

CRIS dijo...

Hola, yo lo vi y me gustó, es cierto que esperaba algo mas de caña u osadía, pero como inicio no me pareció nada mal, disfruté mucho y me reí además... Iremos viendo en próximos capítulos como presentan los temas y cómo los abordan... impaciente estoy ya...
Besos

Alfonso dijo...

Puede tener su gracia. Lo que pasa que le hará gracia a quien no es creyente. A quienes los somos,pues la verdad, yo que no soy ultracatólico, como que paso, me da igual; pero a otros tipos de católicos les puede afectar y ofender. Esto al final va en contra de los de siempre. Servirá para que los más fachas de la iglesia tengan su pretexto para hacerse las víctimas y ahondar en sus posiciones, y fastidiar a los que luchamos por una iglesia más justa.
Lástima que estos productores de televisión no gasten su tiempo en hacer documentales sobre Pedro Casaldáliga o sobre Oscar Romero, pero claro, eso , no hace gracia.
Tal vez, si los católicos, fueramos como los ultramusulmanes y cortarámos las cabezas y pusiéramos bombas a los que se rien de estas cosas, no ser harían estos programas.
Tocar la religión es así de complicado. La religión forma parte de algo íntimo de la persona. Para el que no cree, le da igual, y lo podrá entender. Pero para los que creen es como si le tocaran a su familia. Ahí surge el conflicto. Es cuestión de tolerar, pero también de respetar. Por ambos lados. Y este programa, la verdad, que no respeta; ofende, y encima, provoca, que de eso supongo que vivirá, de provocar para crear polémica y audiencia :)
Ea, ya he dado el mitin.
:P

Ana dijo...

Todavía no lo vi,por lo que no puedo comentar al respecto.
Pero tu post me ha dado ganas de verlo,jeje

Besitos

PARANOICO ILUSIONISTA dijo...

lo que me ha costado ver el video... no conozco el programa pero la idea me encanta. Quiero el dedicado a la monarquia yaaaaaaaa