martes

Acuarios

Desde pequeño siento fascinación por los acuarios. Recuerdo una zapatería a la que mi madre me llevaba que tenía un gran acuario en el escaparate y me pasaba horas y horas viendo los peces, las plantas con la boca abierta.
Como ya sabéis, los hombres somos niños con cuerpos crecidos y comencé a tener acuarios en casa cuando pude permitírmelo. Aprendí mucho antes, para tener sólo especies compatible entre sí y con el agua y clima de mi ciudad. Terminé dedicándome a una especie muy concreta, los cíclidos, que son los peces con más personalidad que conozco.
Encontré un mundo apasionante y descubrí que son animales mucho más interesantes de lo que parecen. Unos crían a su prole en la boca, otros defienden sus cardúmenes con tesón y firmeza, en fin que la variedad es infinita.
Hoy sólo conservo un tanque pequeñito en el que conviven dos escalares y que mata mi gusanillo. Cuando sea un viejete libre de obligaciones, a buen seguro volveré a mi antigua afición. Mientras tanto me conformaré con lo que tengo.
En el vídeo unos Kribensis protegiendo a su prole.

13 comentarios:

CRIS dijo...

Hola, a mi me gustan mucho los peces, sólo que tengo un pequeño problema.. me marea mucho mirar un acuario...!!!! una pecera pequeñita vale.. pero mas, no puedo... cosas raras que tiene una, que no podía ser perfecta, je je je
Cuando viví en Galicia, me regalaban un pececito por cada aprobado, acabé con una buena colección de peces de colores... recuerdo que me quedaba embobada mirándoles nadar y respirar bajo el agua... evidente que por aquel entonces me dió por querer ser pez... je je je
besos, espero que cumplas tu deseo y un buen acuario os acompañe.

Alfonso dijo...

Siempre me han gustado los acuarios y los peces, pero mi madre me metió en la cabeza que traian mala suerte, como los periquitos.
Considero que dan un trabajo excesivo, y un amigo mío tenía un acuario, con un aparato que parecía el respirador automático de un enfermo, que daba por la noche una luz tenue que te ponía los pelos de punta jjj. El único acuario que tengo es el del salvapantallas :)

Miguelo dijo...

yo siempre he querido tener uno, pero mi madre nunca quiso por lo de limpiarlo

Angie dijo...

Yo estuve en el Oceanográfico de Valencia y volví flipada!me encantó! había miles de peces,unos exótico, otros rarísimos, los tiburones... Seguro que te encantaría, Satie!te recomiendo que vayais algún día si no lo conoceis! Si no, en Sevilla,están haciendo uno, cuando lo abran venís a verlo y, de camino, me veis a mi también (aunque yo no sea un pez, jajaja..)

Besos. Angie.

Cat's dijo...

es algo que jamás he podido entender, los acuarios...me entristece verlos ahí...como limitados... me fascinan sus colores y movimientos pero no sé si aguantaría tener uno... y mi gato menos..jejeje besitos

QQ dijo...

¿cat's, y no te dió por pensar nunca que a los gatos se les limita su instinto animal, haciéndoles vivir junto a nosotros y facilitándoles la vida a nuestro antojo y por lo tanto alejándolos de su verdadera razón natural? En cierta manera tu casa puede ser su pecera ¿no?

Yo tuve gatos, y sentía algo parecido a lo que tu dices de los acuarios, al vetarles sus celos... Ahora tengo niños, y espero que se reproduzcan en un futuro. Pero antes que vivan lo suyo, que para todo hay tiempo.

Tengo una letra en el banco que me va a quitar el sentío...

QQ dijo...

A mi los acuarios me parecen psicodélicos, siempre quise tener uno, pero al igual que le sucedía a Alfonso, mi madre pensaba que daban mala suerte. Creo que en realidad lo que no quería era encontrarse cadáveres flotando boca arriba... Siempre fue muy susceptible con este tema de la canina

los gatos también me parecen hipnóticos

Cat's dijo...

no me vas a comparar 50 cm de pecera con una casa??? igual puede que tengas razón, el fin es domesticar de alguna manera, sacarlos de su entorno, nos guste o no, les limitamos...de todas maneras no quiero entrar en libertades de uno y de otro...creo que el pez en una pecera se ve mas coartado, es como el pajarito en la jaula todo el dia...no sé puntos de vista. saludos!

MARISA dijo...

no me gustan los peces porque me dan sueño

QQ dijo...

Por cierto, Satie. Desde hace un mes tengo un acuario, creo que es justo que lo sepas... Una carpita y un telescópico. Agua fría. En parte lo tengo a partir de leer esta entrada. Me prometí no tener compañía animalesca jamás, pero cuando vi entrar a mi hijo con la bolsita de plástico, Me alegré.

Es completamente cierto, cada pez tiene su personalidad, es cuestión de saber mirar. Ya incluso les hablo. (y me río con sus comportamientos, estan locos... Pero esto lo escribo bajito entre paréntesis, ¿eh?) Son los lujos que se permite un rodríguez vulgaris cuando se encuentra solo.

Le prometí a mi hijo por teléfono que tendríamos otro pez, un chupón (de esos que limpian los cristales, lo vi en el bar dónde desayuno, y me pareció cachondo). ¿Existe alguna especie de este tipo para agua fría, que me recomiendas, que te veo muy puesto en el tema?

Gracias, amigo.

Y ya que estamos, le respondo a cat's, que soy un descastao de los que no hay: Bueno, es una cuestión de escalas, cat's. Un pez mide 4 cms. Y por otra parte, y rogando tu perdón por ser tan soberbio... ahora me veo haciendo lo que tú con tu gato, pero con mis peces... soy un bocazas, ¿lo ves?

y de camino le pregunto a Marisa, justo antes de desearos buenas noches a todos: ¿Marisa, qué hay de malo en soñar?

carlos dijo...

La frase de Marisa es lapidaria...
:))

Satie dijo...

Querido QQ, bienvenido al mundo de la ictiología. Es un buen comienzo empezar por agua fría, las carpas doradas y el telescópico son una muy buena elección. No compres el Plecostomo (chupacristales) porque en invierno se te morirá ya que es de agua templada y necesitarías un termocalentador. Además los plecos suelen morir cuando acaban de chupar las algas de los cristales y no se les echa comida de fondo. MI mejor consejo es que no les eches mucha comida a los que ya tienes, sólo lo que puedan comer, que no les sobre y caiga al suelo porque se descompone y pudre el agua. Eso sí, rápidamente te reconocerán en cuanto te vean y subirán a la superficie esperando la comida. Un saludo.

QQ dijo...

Muchas gracias por tus consejos, satie. Haré como dices con lo de la comida, y con tremenda resignación limpiare yo mismo los cristales del acuario con un trapo y cristasol, que le vamos a hacer... (a ver cómo se lo explico yo ar chavá). Por cierto ya me reconocen, me parto de risa con las cosas que hacen para llamar mi atención. Sobre todo la carpa, que está majara perdía.

Carlos, tu aficción por las lápidas empieza a preocuparme, ¿eh?...
:))