jueves

Sala de espera


Quién no ha estado en una sala de espera. Ya sea como paciente o como acompañante de paciente. Quién no ha tenido que mirar impaciente el reloj para ver cuánto te pasas de minutos para entrar. Porque siempre te dan una hora. Pero entras después...mucho después...
Yo soy muy agobiante. Como no sepa dónde está ubicada la consulta ya voy con mucho tiempo antes de que me toque. Nunca me ha gustado que me esperen...Tonta de mí. Como si el médico de una consulta fuera a esperarte...jajajaja. Pero, bueno, yo soy así. No quiero llegar con el tiempo justo. Lo digo por los imprevistos. Puede ser que cuando vayas a coger el coche esté pinchado. O que se te rompa un zapato y te tengas que dar la vuelta. O, yo que sé...
Ayer por la tarde tuve que ir a hacerme una prueba. Nada, tardaron cinco minutos. Contando el tiempo que me llevé para desnudarme. El caso es que llegué media hora antes de mi cita. Porque no sabia exactamente dónde era. Llegué. La cara de la "demasiada" gente que había esperando me lo dijo todo: VA ATRASADO. Cuando la enfermera empezó a decir a la gente que venía detrás mía que si quería se podían dar un paseo para ir a las rebajas...unos sudores fríos recorrieron mi espalda. Y me dije:"si ya estás aquí con media hora de adelanto y el médico va con atraso...¿cuánto tiempo me queda por esperar?".Una ecuación que tienes que intentar adivinar con una sonrisa falsa. Para que la gente que lleva esperando ya una hora no se de el gustazo de ver cómo te vas enfadando. Y que si ellos ya llevan un rato esperando, a mí me va a quedar más. Exactamente estuve allí esperando una hora y cuarto. Tenía que quitar mi media hora de adelanto. Lo que tuve de atraso fueron 45 minutos. Me revienta que el médico te cite a la misma hora que a cuatro personas más. Todo es porque si alguien falla en esa hora, siempre hay alguien para esa misma hora...La señora que yo tenía al lado tenía cita media hora antes que yo. Ya creía que le tocaba cuando la enfermera dice mi nombre. Yo le dije a la enfermera(ante la cara de acelga de la paciente que le tocaba) que yo tenía cita más tarde. La enfermera, pasando de todo, dice: "Aaaa...no pasa nada, tú no vas a tardar mucho ahí dentro". Sí, guapa, pero yo tengo que aguantar luego la cara de todo el mundo como si me hubiese querido colar...No te digo...En fin, horror de los horrores cuando uno va a una consulta. Para echarte a temblar. Sabes a la hora que entras pero no a la que sales. Una aclaración: no era una consulta de la Seguridad Social.
Foto del Flickr. Autor: simplifica.

16 comentarios:

Miguelo dijo...

el martes pasado tenia hora a las 910 y entre a las 950...

Veca dijo...

Menos mal que aclaras que no era en la Seguridad Social, porque por lo menos aquí, 45 minutos de espera está a la orden del día. A mi todavía me cabrea mas, cuando tienes cita a las 9, y entras a las 9.30. Si ya lleva media hora de retraso con el primer paciente.........!!!!

Cat's dijo...

mira...yo me he cambiado d emedico porque el que tenia ni siquiera me revisaba y ya me daba las pastillas que eran, segun el, necesarias. El de ahora, se pasa 40 minutos con cada paciente, flipo....si me dan cita a las 17, voy a y media y asi y todo tengo que esperar...
odio las salas de espera. jejeje..kisses

Chasky dijo...

Yo también soy de los especímenes raros que siempre llegan antes a cualquier cita; el caso es que odio esperar pero me mola menos que tengan que estar esperándome.

Alfonso dijo...

Cada cual cuenta la feria como le va, porque creo que cada médico actúa de una manera.
Por ejemplo, mi médico de familia. Yo siempre pido hora a las cuatro, en mi centro de salud, y me presento a las tres y media; nunca hay nadie. Tardo lo que tenga que tardar, el hombre la verdad, te mira. Lo curioso es que hay que gente en la lista, pero a esa hora, no van.
Sin embargo, en oncología con mi hermana, puede tener retrasos de hasta tres horas. Desesperante, te subes por las paredes. Claro que todo queda luego olvidado porque te atienden de maravilla y el tiempo que haga falta, de ahí los retrasos.
Pero eso no quita, que el retraso en una consulta, por sistema y sin causas justificadas, es una grave falta de respeto y educación, y que merece unas excusas, o una rebaja en el precio si la consulta es privada. Digo yo, no sé :)

Agata dijo...

Me da coraje que una consulta digan que empieza a las 9 y son las 9:30 y el señor médico no aparece.No son todas.Pero cuando el primer paciente va con media hora de retraso...En la sala de espera de oncología también he estado.Como familiar.Yo tengo la vena muy sensible en el tema del cáncer.Por muchos familiares y amigos.Admiro a los pacientes que estaban allí esperando.Ellos son los que nos transmiten tranquilidad.Nos hizo reir la casualidad de que a todos los que llamaban al móvil tenían el himno del Sevilla...Ocurrió con cinco personas diferentes.Hasta que cuando sonó el último móvil alguien dijo en voz alta:"¿María,la consulta no era en Jerez?Que creo que te has equivocado y me has llevado a Sevilla"....Nos hartamos de reir.Cosa que hace mucha falta en las salas de espera.Y más en esa...

Anónimo dijo...

Me gustan las salas de espera, yo nunca voy para nada, simplemente para refugiarme del frio en invierno y aprovechar el aire acondicionado en el verano. Me gusta sentarme en un rincón mientras recibo miradas de desprecio, yo voy inventandome vidas a raiz de los gestos sus instantes.

Pardao

Angie dijo...

ufff, las esperas esas son un auténtico coñazo!mi médica es más lenta que el caballo del malo! cuandotienes que ir al médico, ya sabes que vas a echar la tarde entera allí, vamos. Y lo que me da coraje es que tú tiene que esperar por wé.. pero si alguna vez te tienen que esperar ellos a ti te mandan a freír monas. La última vez que tuve que ir a hacerme unos análisis, se me olvidó en casa la hojita y tuve que volver por ella. Yo vivo a dos calles del ambulatorio, y me tuve que pegar la carrera del siglo,que casi me afixio cuando llegué porque no me esperaban ni un segundo. Al fnal, llegué a tiempo pero de chiripa!

Besos. Angie.

Agata dijo...

ANONIMO ANONIMO:me gusta que entre espera y espera vengas por aquí.Un saludo y vuelve.

CRIS dijo...

Ains... que no quiero entrar al trapo pero me provocas...

y es que: " el que espera, desespera"

besos desesperados...

* dijo...

Mi madre Agata....parece que te pongas de acuerdo con los temas jajaja...
Me río por que como tengo tan poquito tiempo....me meto en tu blog y veo una sala de Hospital...
Si te pasas por mi blog veras por que te lo digo.
Yo llevo estos días de espera y nervios.....en un HOSPITAL!!...
Un besooo...(y no me olvidado de ti)
Marta

Aretha dijo...

Las salas de espera me dan una angustia terrible, no quiero pasar nunca más una tarde así
Un beso para ustedes Satie y Agata, hace tiempo que no los visitaba

chimeneaverde dijo...

A mí me gusta mirar el "lado bueno": si es una de esos días en los que no tienes excesiva prisa y sabes (como tú sabías) que te tocará esperar, puedes aprovechar a leer unas revistas, un libro. Así el tiempo parece que pasa antes.
Sin consultas de doctores ni peluquerías poquísimas Hola y 10 minutos habrían caído en mis manos.

Victor dijo...

Uyyy, odio las esperas,pero se que ellas hacen que los resultantes sean mejores, y mas saboreadas que lo inmediato, aunque las salas de espera son algo que si no estoy en compañía se vuelven demasiado aburridos, mas debo decir que el tiempo que creemos perdido a veces es realmente valioso.

Un gran besote

Denise dijo...

Uf... cuando el esguince estuve desde las 8 pm hasta la 1 am... aghhh

MARISA dijo...

un asco la espera, esperar y la esperanza..aburren