lunes

El planeta de los simios

Pero la antigua, la de Charlton Heston, la de la Estatua de la Libertad, la reaccionaria, la que nos hizo soñar que algún día existiría un mundo en paz, desgraciadamente después tuvimos al protagonista como exponente máximo de la asociación del rifle.
Bueno, esta es una de esas películas que recuerdo haber visto en Sábado Cine y también recuerdo haber hablado con amigos de ella antes de que la pusieran. Alguien me dijo en el autobús yendo para el cole: Quillo esta noche ponen el planeta de los "signis" y yo, que no sabía que era aquello convencí a mis padres para que me dejaran verla. Esta historia me causó mucho desasosiego, cuando eres niño crees que muchas cosas pueden hacerse realidad y por unos días pensé que el mundo podría ser como en la peli. Cuando te haces mayor, y la vuelves a ver ( es de las que no cansa nada volver a revisarla una y otra vez ) entiendes la metáfora del asunto, la gran crítica al militarismo, a nuestra sociedad como la entendemos.
Hoy, la estética del film, la simplicidad del planteamiento, la belleza perturbadora de la compañera de Heston, la animalidad de los hombres y la humanidad de los simios y la arriegada pero audaz resolución del film, me parecen inigualables, una de las cotas más altas que el cine haya podido dar.
Una recomendación, si pueden, busquen Soylent Green, también de Scifi, también de Heston, también con mensaje y desasosegante.
Que les aproveche.

6 comentarios:

Ana dijo...

Ummm,lo siento nunca me gustó las películas de ciencia ficción.
Pero para gustos estan los colores,verdad?

Besos

MARISA dijo...

joder como molaban los monos ahi dominando el mundo porque los humanos fuimos malos... a mi tambien me dio rollo la verdad..

Alfonso dijo...

Sin duda, una de las mejores películas de la historia. La vi en La Clave de Balbín, y avisaron de que era la primera vez que se ponía en tv, tan tarde, porque se le veía el culo a Heston.
Pero ya digo, de las mejores. Memorable cuando Heston ve a la Estatua de la Libertad enterrada en la arena. Las secuelas , estupendas también.
Exepto la última, el remake de Tim Burton. Pa matarlo.

Miss Julie dijo...

¡¡Soylent green!! La recordaba medio entre brumas, a lo mejor incluso en la tele en blanco y negro, pero me impactó tanto... La he andado buscando y no la encontraba, he rebuscado entre tetas bailarinas, chicas encantadoras que querían charlar conmigo y porno duro de ese que te meten, con perdón, en el torrent o en cualquier otro, para intentar bajármela y nada. Me patee Buenos Aires -bueno, Corrientes y calles adyacentes- mandándome de un video club a otro porque habían oído que alguien la tenía... y ¡nada!.

Pues justo antes de ayer, en el Corte Inglés, mientras esperaba a que me buscasen "The wire" (temporada 2) me puse a rebuscaren un cajón de "chollos" y entre pelis como "Dos tontos muy tontos", "Le llamaban la madrina" y ¡"Joe contra el volcán"! (las admiraciones son mías) estaba ¡¡Soylent green!!. Ahí está sin quitarle aún el "plexiglas", esperando el momento para verla de tirón, con la luz apagada y envuelta en una mantita.

rakel dijo...

Que gran film, nunca me canso de verla y ya he perdido la cuenta. Pero toca revisión próximamente.

Satie dijo...

Miss Julie, si lo hubiese sabido, te la hubiese hecho llegar.
Soylent es perturbadora e hipnótica. Gran trabajo de Edward G. y de Charlton Heston.