domingo

Idi Amin


Este cacho de carne con más de cien kilos y se dice que analfabeto, fue otra de las grandes desgracias que le ocurrieron a los africanos.
De boxeador a militar ugandés, llevó a cabo un golpe de estado con el apoyo de su graciosa majestad británica. Al poco de estar en el poder, empezó a demostrar que su cerebro estaba bastante enfermo. Llegó a acabar con la vida de más de 300.000 compatriotas y sus carnicerías se hicieron famosas.
Por si fuera poco se declaró antisemita, cosa curiosa, pues Israel llegó a apoyar su golpe de estado. Arruinó a su nación a la misma velocidad a la que se hacía millonario.
Dicen que uno de sus deportes favoritos era ver cómo los cocodrilos devoraban los cuerpos de sus enemigos. En fin, que este angelito sólo dejó el poder cuando las revueltas opositoras le obligaron a abandonar Uganda, refugiándose en la muy leal Arabia Saudí. En ella murió, en la cama, como casi todos los dictadores. Sus muchas esposas y concubinas tuvieron que sufrirle, algunas incluso fueron asesinadas.
Si quieren conocer algo más de este visionario, pueden ver la magnífica "El último rey de Escocia".
Desde luego, África no ha podido tener peor suerte en lo que a gobernantes se refiere.

5 comentarios:

carlos dijo...

Pues yo le conocí gracias a Siniestro Total y su canción "Los mártires de Uganda", en la que decían:
"Si Idi Amin no está, quién nos torturará
Si no está Idi Amin, quién nos hará sufrir"

Punk y cultura.

Ah, y la película está muy bien. Y un poco dura en ciertas fases...

Justyna dijo...

Grandes hijos de puta, los ha habido muchos durante la historia.

Por aquí seguramente habría unos cuantos más, si no fuera porque aquí unos influyen en otros y está la ONU, aunque sin poder, pero está, y es muy difícil.

Sólo me pregunto ¿cuánta gente así habrá en el mundo? Pero mejor no saberlo...

Muy bueno tu blog, saludos :)

Satie dijo...

Carlos, grandes los Siniestro, también tenían el mejor romance que se ha escrito en el siglo XX, ¿recuerdas? "Es que me pica un huevo"
Justyna, gracias por venir. Creo que es mejor conocer a los hijos de puta y señalarlos para que todos sepan lo que son.

Alfonso dijo...

Pues anda que el Bokassa que se comía a la gente... de todas formas, occidente ha tenido mucha culpa de todo estos tipejos. Los pusieron ellos.

AGL dijo...

El colega debía tener cienes y cienes de chaquetas para colgar tanta medalla... De risa si no fuera por tanta gente que sufrió a su cuenta...