miércoles

Milagro


Me cuenta el otro día una anécdota una de mis compañeras, anécdota protagonizada por ella.
Viene un paciente. Al paciente hay que dilatarle la pupila. El paciente está ciego de nacimiento del ojo derecho. Tiene que dilatar el ojo izquierdo y luego lo tiene que ver el médico.Cuando está dilatado mi compañera escribe en la historia la visión que tiene en el ojo que ve. Es decir, la visión del ojo izquierdo. Le da la historia al médico antes de pasar al paciente. Cuando sale por el pasillo para ir por el paciente escucha el grito del médico llamándola por su nombre. Y empieza ese hombre a reírse como nunca lo han visto hacer. De estas carcajadas que retumban por las paredes. Mi compañera se vuelve horrorizada (no están acostumbrados a tanta risa por parte de él): "¿Qué pasa Don P.?" El médico le contesta:"E. si éste hombre ve con el ojo derecho te hago fija del tirón".Mi compañera había tomado la visión del ojo que tenía sano, el izquierdo. Pero había apuntado en la historia que era el ojo derecho...Milagro.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

EStá el patio como para hablar de errores médicos ...

Agata dijo...

ALFONSO:lo cuento porque no es un error médico.Lo vivimos allí como algo anecdótico y con gracia.Mi compañera lo hizo todo bien,menos apuntar el ojo que era.Siento molestar a alguien.Era sólo eso,un "milagro" sin llegar a serlo :P