martes

Mi querido Andres


Cuando era adolescente no me fijaba en los modelos masculinos. Más que nada...porque me fijaba más en los chicos que pasaban por mi lado.
Así que aprendí a hacerlo cuando ya esos chicos no eran dignos de que yo los mirara.
Llegado el momento...descubrí a muchos, entre ellos a Andres Velencoso. Un chico dulce. Un chico que lleva tatuado en su pecho el nombre de su madre fallecida. Un chico sensual. Moreno. Alto. Callado. Elegante. Guapo a rabiar.
Querido Andres, sigue así. Más que nada porque tú lo vales. Gracias, Andres...no nos abandones.

6 comentarios:

Alfonso dijo...

Por Dios, como está el matrimonio con el Andresito y la Claudia. Cuatro pares más de gemelos preveo. Si no al tiempo ijijiji

carlos dijo...

¿Qué le pasa a este hombre debajo del pecho? Que vaya a un médico, ome.

Satie dijo...

Este tío no existe es de Photoshop

rakel dijo...

Que mala es la envidia, jejeje.

Satie dijo...

Envidia yo??? ja, ja, envidia él

MIGUEL ANGEL dijo...

Ja, ja, ja. Muy bueno.