viernes

Pinpanpun dígame(5)


Donde trabajo, lo bueno que tiene, es que todas las semanas son diferentes.
Ya sea por el horario como por el servicio en donde trabajas.
Te puede tocar "recepción". O " consultas". O, lo que más me gusta: "quirófano".
Así, que la otra tarde me tocó ir a quirófano.
Hacía tiempo que no me reía tanto.
Nos pasó algo divertidísimo: estamos todos preparados para operar. La paciente es la madre de una antigua compañera. La antigua compañera está allí (ventajas de trabajar en la sanidad). Todos listos...preparados...ya? No. El microscopio genial...simplemente no enciende.¿Cómo va a ser eso? Hemos hecho toda la mañana más de 12 intervenciones y no ha pasado nada.
Joé, que no se enciende ni a tiros. El médico sentado. El ayudante, esperando. Nos decía: dale al botón. Joé, E. que le hemos dado al botón 20 veces y no enciende ni a tiros. A mí que me empieza a entrar la risa tonta. El médico que dice: "Oye, que no tengo rayos x en los ojos". Yo que no puedo parar de reirme. La mascarilla hace posible que nadie vea que me meo de la risa. No puedo hablar. No puedo decirle a la loca de mi compañera(que lleva un día de aupa) que el enchufe del microscopio es lo que tiene delante de sus ojos. Y que si está delante de sus ojos no puede estar enchufado. Y que si no está enchufado no funciona.
Casi que me ahogo de la risa. La otra que si yo me voy a mear y que si no la ayudo en nada. El médico que se da cuenta de lo que me pasa y dice:"Chicas, enchufad el microscopio y...a operarrrrrr"
Me estuve riendo todo el resto de la tarde. Esos ratos hacen que se me quiten todas las penas.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Si yo te dijera las veces que he buscado las gafas teniéndolas puestas ...

MIGUEL ANGEL dijo...

Yo recuerdo el día en que estaba trabajando y debía enviar por correo unas cartas que supuestamente ya envié.. me harté de reír.. je je je.
Son ratos inolvidables, que por un momento hace que nos olvidemos de los problemas. Un beso.