martes

Conductores


Cuando uno no sabe conducir, le da igual quién le lleve. Podría ser el título de una película, de un refrán o el título de un libro.
Lo que quiero decir es que yo, conductora de más de 20 años (de edad no, joíos) en mi haber, veo con pánico una especie que debería estar extinguida.
Me refiero a los "abueletes, abueletas" conductores.
Yo los quiero, los respeto, daría mi vida por ellos. Pero no la daría en mi coche.
Me da miedo que un señor mayor, muy mayor, que no ve bien, que se medio duerme sentado en una silla, que toma medicación para el colesterol, la tensión, la diabetes, y mucho más. Que se tiene que poner un cojín en el asiento porque casi no llega. Que escucha mal. Que no puede mover bien los brazos para girar una rotonda (imaginaros al pobre para maniobrar en un aparcamiento subterráneo). En fin. Lo mío no es una falta de respeto para ellos. Parece de risa pero creo que algunos son un peligro si llevan un volante. Hay gente mayor que está muy capacitada para ello. Me parece bien. Pero hay algunos casos que para qué.
Lo que no me explico es por qué suelen pasar los reconocimientos médicos para que le renueven el carnet. Porque, en el último que tuve que pasar, reconozco que me costó un poco manejar el "volante" de la pantalla para que no me estrellara.
Madre del amor hermoso.

Un anuncio que he visto últimamente. Después de hacer el post. Pero que me viene ideal.

4 comentarios:

Chasky dijo...

Ya te digo que son peligrosos, pero es que ellos mismos deberían darse cuenta que ya no tienen los mismos reflejos y cambiar su coche por el autobús.

Alfonso dijo...

¿Tú has visto conducir a los de 18? ¿y a los de 40 cuando llegan tarde al trabajo? Hay de todo...

Agata dijo...

Uy...esos se llevarán otro post mío.
Pero hablaré de los de 18 que están deseando pisar el acelerador y de los impresentables de 40 que son unos maleducados.Porque ahí también hay de 18 y de 40 buenos conductores.Por ejemplo tú y yo.
:P
Spain 12 points.

^Aishka^ dijo...

Pienso exactamente igual que tú. Creo que deberían ser más rigurosos en cuanto a los reflejos de las personas cuando les hacen el reconocimiento porque a mí, particularmente, me parecen peligrosos en muchos casos.

Un saludo.