martes

Bardem


Desde que ví a Javier Bardem en Jamón Jamón quise ser una chica... jamón.
Pero con él me he ido desinflando mucho. Se ha sentido maravillosamente protagonista e indiscutiblemente se ha pavoneado como si fuera un espléndido actor.
Todo lo contrario que con Robert Downey Jr.
Con Robert fue al revés. Me pareció un engreído. Hubo una época de su vida en la que cayó en lo más profundo de las miserias humanas. Salió de las profundidades más fuerte que nunca. Con el paso del tiempo me cautiva su mirada y su saber estar. Me resulta hasta elegante.
Bardem ahora es lo que Downey Jr era hace años: una caricatura de sí mismo.

5 comentarios:

Angie dijo...

Pues yo también me quedo con Downey. Nunca vi al Bardem tan atractivo como lo ven la mayoría de las mujeres... Y además, la fama se le ha subido demasiado a la cabeza...!

Un beso, guapa!

^Aishka^ dijo...

Totalmente de acuerdo. ^^

gema dijo...

El Sr. Downey Jr. siempre ha sido un gran actor, al menos a mi me lo ha parecido, con esa mirada entre picara y genial, esa medio sonrisa de medio lao...ufff, me encantó cuando le eligieron para hacer de Ironman, solo una persona que ha salido de las más oscuras profundidades en las que se puede meter un ser humano, es capaz de encarnar a ese superheroe.
Bardem, ese famoso actor norteamericano que se codea con la elite y con la peneloperrrr, ay, que pena lo que hacen los egos...

Kim Basinguer dijo...

Creo que a veces la pasión ciega. Bardem es un gran actor, pero es feo. Drowney es un gran actor, pero es guapo.
Y luego está el filim que cada uno da a la gente.

Alfonso dijo...

A mí sólo me gustó Bardem, en Segunda Piel :) y haciendo del escritor cubano. ES un buen actor, pero paso de seguirle la vida privada.