sábado

Libertango

Porque la música es lo que te puede salvar de ser devorado por la incertidumbre. Porque nos merecemos bailar el tango más intenso con los ojos cerrados y sintiendo que todo tu cuerpo se estremece con cada nota. Porque escuchar a Piazzolla con Yo-Yo Ma es el placer en sí...
Nuestro regalo para estos días y para siempre.

3 comentarios:

Kim Basinguer dijo...

Precioso. un verdadero placer para mis oidos.

Agata dijo...

Sí que es un placer, Kim Basinguer. Al igual que tu visita.

oftalmodue dijo...

Digo que es una alegría pa los oídos!