lunes

Duralex, historia

Duralex color caramelo - Foto propia
Duralex color caramelo - Foto propia
Volver atrás en el tiempo puede ser divertido si se hace comiendo y bebiendo en Duralex. Un recorrido por la historia podría ser un buen comienzo.

La década de los 60 fue la edad de oro para los productos Duralex tanto en nuestro país como en el resto del mundo. Se encontraban en casi todos los hogares. Su resistencia era el principal motivo de que las madres quisieran tener la vajilla Duralex. Tener una hoy en día parece complicado, pero no imposible.

Nacimiento de Duralex

Duralex fue fundada en 1927. En 1934 la casa Saint-Gobain la adquirió para en un principio destinar su uso para hacer lunas de automóviles. Se tuvo que esperar hasta 1945 para registrar la marca. En ese momento no sólo se usaría la técnica del vidrio templado para la fabricación de lunas de automóviles, se creó una línea de vajilla y cristalería resistente al paso de los años, pero que parecía no tan resistente a la mala gestión económica.

Origen del nombre Duralex

La cita latina "Dura lex, sed lex" (La ley es dura, pero es la ley) fue la elegida para dar nombre a la marca.


Vidrio templado

El proceso de fabricación del vidrio templado es el usado para dar forma a los productos Duralex. Dicho proceso consiste en calentarlo a temperaturas superiores a 600 grados y enfriarlo bruscamente después. Ese es el secreto de su resistencia.

Propiedades

Resistente a golpes, no se descascarilla con facilidad como lo haría la vajilla de porcelana, por tanto ideal para bebidas frías y calientes. También es adecuada para el uso de microondas y lavavajillas. Apilable.

Inicio

Después de registrar la marca en 1945 se inició un proceso de fabricación masivo de productos. En 1946 salió el primer vaso gigogne de la fábrica. Es uno de los vasos más característicos de la marca. Su forma permite apilar varios de ellos entre sí consiguiendo más espacio en nuestras cocinas. Desde entonces 133 millones de artículos se vendían en 120 países, solo en Francia llegó a tener 1.600 trabajadores.

Momento de esplendor

Hasta la década de los 60 no llegó el producto a nuestro país. Fue un producto que tardó en llegar y venía desde Andorra de contrabando. En millones de hogares se hacía uso de los variados productos Duralex, de manera cotidiana, sin miedo a que se estropeara. Un plato Duralex tardaba en romperse, y cuando sucedía estallaba en mil pedazos.

Declive

Sin embargo, en 1997 empieza el deterioro de la empresa. Las causas que dan explicación a ello son variadas:

  • Competencia dura: el comercio oriental sale más barato.
  • Costes elevados.
  • Cambio en el gusto de los consumidores.

Fue en ese año cuando Saint-Gobain vendió las fábricas de La Chapelle Saint Mesmin (cerca de Orleans) y Rive de Gier (en el Loira). La venta se realizó a la empresa italiana Bormioli Rocco & Figlio, dicha empresa no invirtió nada económicamente y tampoco modernizó el proceso de fabricación de los productos. De 1.600 trabajadores pasaron pronto sólo al millar.

En 2002 se empezaron a notar las pérdidas y no se sabía la fórmula para levantar la fábrica. Bormioli Rocco & Figlio vendió en noviembre de 2004 la empresa por una cantidad ridículamente baja a un ejecutivo de la firma. Varios meses después, en 2005, se volvió a vender a un distribuidor de vajillas turco llamado Sinan Solmaz que afirmaba garantizar el 50% de la fabricación. El número de trabajadores bajó considerablemente.

Sin embargo, desde la llegada de Solmaz fueron cinco directivos los que se marcharon ante la mala gestión del empresario turco.

Como el ave fénix

En julio de 2008, el Tribunal de Comercio de Orleans, después de recibir 17 propuestas interesantes para Duralex se inclinó por la oferta de cuatro inversores. A partir de entonces será conocida como Duralex International France. Estos cambios hacen que las ventas mejoren sustancialmente.

En enero de 2010 se sabe que Duralex está en negociaciones con Ikea. Las ventas en EEUU en parte se hacen a través de Williams Sonoma.

Colorido

Transparente, color caramelo, verde. El cristal culinario más famoso tiene unos colores característicos e inconfundibles.

Duralex, punto y seguido

Esta es la crónica dentro de la historia en Duralex, producto que hace que nuestros recuerdos vayan a momentos de la infancia.

(Este artículo fue publicado en Suite 101 por mí)

9 comentarios:

Agata dijo...

Alfonso...¿tú eres brujo o qué?

Agata dijo...

Próximamente...DÓNDE ENCONTRAR LA VAJILLA DURALEX.

Alfonso dijo...

jajaj brujo no, que te leo el feed :-P
P.D. oye.. conociéndote... ¿esto no será para que te regalen una vajilla, no ? XD

Agata dijo...

¿Que me lees el quéeee?
No...ya tengo. Pero se admiten donaciones a diestro y siniestro.
Otra vez léeme mejor las instrucciones de los hombres. Que me cuesta un trabajo...

Alfonso dijo...

juas!!!

Víctor dijo...

Llegaron a Chile, recuerdo que siempre tomaba el té en esas tazas cuando iba a casa de mi abuela. No se que magia tenía pero el sabor era distinto.

Besos besos besos

Agata dijo...

En Chile siempre hay cosas buenas...¿cómo no va a llegar el Duralex?
Besos para tí también,Victor.

Víctor dijo...

Casi siempre hay cosas buenas. Hoy tenemos una pena enorme, pero siempre miramos y miramos hacia adelante. Tal vez un día nos sentemos a disfrutar lo que el sufrimiento nos ha enseñado

Agata dijo...

Siento lo que ha pasado,Victor.