jueves

El timo del anillo


Llevo unos días haciéndome la misma pregunta: ¿cómo es posible que la gente caiga en este timo? Os lo cuento rápidamente, una persona, usualmente rumana, se acerca a una pareja de turistas y se agacha simulando recoger un anillo. Le pregunta a la pareja que si es suyo y se le ha caído. Los timados suelen contestar que sí, que es suyo y la persona se lo da, yéndose a continuación por su camino. A los pocos instantes vuelve a buscar a los turistas y les pide dinero alegando que se podía haber quedado con el anillo y sin embargo se lo ha devuelto, que si es un anillo de mucho valor etc. Al final la pareja termina dando una cantidad entre los 20 y 50 euros, considerando que es un buen precio por un anillo de oro. Por supuesto, la joya no vale nada, pero de eso sólo se dan cuenta los incautos cuando van a una joyería a venderlo.
Pude observar como en menos de una hora hasta tres turistas cayeron en el ardid. Como en todo timo, el timado se cree más listo que el timador y piensa estar aprovechando una buena ocasión a sabiendas de que no es correcto lo que hace. Y ese es el factor con el que juegan los timadores, desde el principio se han colocado en una posición moral superior al de sus víctimas, porque ellos han encontrado un anillo y lo han devuelto a sus dueños, mientras que el timado sabe que el anillo no es suyo pero lo ha aceptado. Al final, por vergüenza termina pagando.
Desde luego observar enseña mucho de la naturaleza de los humanos.

2 comentarios:

Agata dijo...

Hay gente pa tó...

Alfonso dijo...

Ya ves, el timo de la estampita se sigue dando, donde el timado es tan mala persona como el timador. En Jerez, mismo se ha dado.
Por cierto, estoy buscando cosas de duralex y se han perdido, no se qué habrá pasado XD