viernes

Inolvidable

Cuando más miedo tiene uno, más se acuerda de lo bueno que le ha ido pasando. Añora los pequeños momentos que le hicieron sonreír. Las pocas, pero entrañables, veces que ha llorado de risa. Las muchas que ha sentido el calor de los amigos. Lo que se disfruta cuando se ve una buena película. Lo maravilloso que es hacer de comer para más de uno.
Lo que se ha amado. El olor de esa persona, su calor, sus manos, sus besos y su mirada. No hablar en ciertos momentos porque con sus ojos te lo dice todo. Nunca más verás a alguien así. Es imposible.
Por eso la vida es así de inolvidable.
Sólo esperamos que sea así, que no se nos olvide.
Va por todos.

3 comentarios:

VeroniKa dijo...

Boluda, me dió escalofríos...

Agata dijo...

Eso es la gripe, boluda.

Denise dijo...

:)