sábado

Dos abuelos en acción

Como dijo Skinner, la vejez es ponerte barro en las gafas, dos pesos grandes en cada pierna, unos tapones en los oídos y un trapo en la lengua. Todos sabemos que llegaremos a ser viejos (con suerte) pero ninguno queremos prepararnos para "ese viaje". Sin embargo, vejez y pasividad no son sinónimos, uno puede seguir siendo productivo y sentirse útil en la senectud. Los casos de personas que realizaron las labores más gratificantes de su vida en esa época son numerosos.
En España las Universidades se han dado cuenta del "old power" y están programando aulas de mayores, cursos, etc. Las cadenas de televisión y la publicidad hace tiempo que descubrieron clientes en este tramo de edad.
Esta reflexión me vino después de ver a estos simpáticos abueletes tocando el violín así de bien. Menuhin y Grappelli, uno clásico y el otro autodidacta, uno judío y el otro no, ambos activos hasta el final de sus días. Tocando "Jealousy".

9 comentarios:

El Caído dijo...

Pienso que la vejez, es más que un estado biológico, para mí es un sentimiento, un deseo de seguir caminando aunque se sepa que el final está cerca. La vejez es un acuerdo entre la mente y e corazón para seguir andando por la vida.

carlos dijo...

Lo que es tremendo es lo que dijo Delibes el otro día: "Doy mi vida por vivida ya"
Y eso que no es un anciano desvalido, dependiente o trastornado.
Sólo que ha llegado al final.

femmeicthys dijo...

es un placer ver el que alguien disfruta lo que hace, y si es arte mejor!!!
saludos desde mex .

Agata dijo...

Bueno,FEMMEICTHYS es un placer que nos visites.No puedo ver tu blog ni darte las gracias en él por venir.Te las doy desde aquí.Besos.

Sol dijo...

Qué lindo tocan el violín...!

Chasky dijo...

Lo que también es impresionante es el peinado del presentador que sale al principio.

Cat's dijo...

admirable....
Agata, cómo que has andado por aqui??? oh!!! pues tengo que decirte que si he sonreido hoy... gracias!

Aretha dijo...

Por Dios, no quiero pensar en la vejez que ya está ocurriendo jaja... Pero en verdad, ser viejo ya no es lo mismo que antes; conozco tanta gente que en esta dulce etapa vive libre y hace y deshace lo que le de la gana.
Saludos desde Chile!

Alfonso dijo...

Como dijo Serrat una vez en un concierto que fui, 'todos llevamos un viejo encima', no lo olvidemos.