martes

El caso de las lentejas pardinas

Aunque el título parezca lo contrario, en esta entrada vamos a tratar de un misterio. Un misterio que ha traído de cabeza a muchas personas y es que las lentejas son muy importantes como ya decían nuestras madres: "Cómelas que tienen mucho hierro".
¿Cuál es el problema? En los últimos años muchas personas se han vuelto alérgicas a esta humilde legumbre. Les causa diarreas y problemas estomacales. Parece como si el aumento de nivel de vida hubiera conseguido que nos volvamos más selectivos en lo que comemos. A lo mejor toleramos mejor las proteínas de origen animal o quizá hay un contubernio judeo masónico para extinguir las lentejillas. Pero no, el culpable es "Bruchus lentis" un artrópodo que suele habitar y alimentarse de las susodichas.
Todos recordamos a nuestras abuelas echando las lentejas al agua y apartando las que flotaban porque estaban malas. Eran las que había devorado nuestro bichito y dejado huecas, por tanto no comestibles. Hete aquí que los agricultores encuentran una manera de acabar con el parásito: congelarlo. Así, cuando se recolecta la cosecha, se congela unos segundos y se mata al artrópodo que por consiguiente queda dentro muerto. Y nos lo comemos, y es a este animal al que somos alérgicos. Antes, sin tantos medios podíamos comer lentejas con garantías. Hoy, ni eso.
Un corto sobre lentejas (cómo se aburre la gente):


7 comentarios:

Daenyel dijo...

Muy curioso el bichito este de las lentejas... MALDITOS SEAN los que las congelan entonces... aunque a mi no me afectan porque no soy alérgico a los bichitos.

El corto está muy gracioso aunque los niños sobreactuan demasiado.

Cris dijo...

pero bueno.... no tenía ni idea... pero no me extraña, si es que nos estamos envenenando. Hoy precisamente he comido unos garbanzos que me han traido de un pueblo recién cogidos, cultivados de forma natural....y jo... cómo se nota.... me han encantado! y cuando me traen tomates, calabacines.... todo lo natural es mejor... se nota una barbaridad... ojalá tuviera mi huerto...

femmeicthys dijo...

caray, hasta que he escuchado algo en contra de las lentejas (cuando viva en casa de mi madre eran parte obligatoria de la dieta) Ahora no tan frecuentemente las como con un dejo de nostalgia (ahora las cocino yo).
Pues que mal eso de las congeladas, mejor opto por el método tradicional. Gracias por la informacion y sigo leyendote asiduamente.
Besos.

Cat's dijo...

a mi me obligaban a comerlas de chica (justamente porque tenian hierro y esas cosas) ese plato marron lo odio casi toda mi vida, ahsta que la primera vez que me fui de mochilera en el medio de la montaña y muerta de frio unos campero me ofrecieron un buen plato y eso estaba....... que bueno estaba! ahora me encantan, las cocino yo y me salen del carajo, pero no sabia lo de los bichitos y ahsta ahora no he tenido problema, bueno saberlo, bueno saberlo...

Aretha dijo...

Mi madre me obliga a comerlas así como a otras legumbres que odio debido a su alto contenido alimenticio... Guajj yo no quiero comerlas!!!

Nico dijo...

Aca en Argentina las lentejas es como decir comer arroz o alguna legumbre. La verdad que son exquisitas!!! jaja!! y me parecio muy interesante tu entrada de hoy, pues ese paracito que comemos no se si le da un mejor gusto o no se, la cosa es que nunca me calleron mal gracias a dios.


Un beso grande.


Cuidate.


Nicolas.

Sol dijo...

Soy muy ricas en proteínas también las lentejas, igual que las alverjitas. A mí nunca me llamaron la atención las lentejitas...
Interesante post, eh?

Cariños.