lunes

Mi primer "mate"


No de baloncesto, sino de infusión de yerba mate. Gracias a una muy buena amiga, he tenido mi primera experiencia con esta bebida originaria de Sudamérica. Siempre he sido un adicto a las infusiones así que ella, sin yo saber nada en una visita a su país (Argentina) se acordó de mí y me trajo de regalo un "matecito" muy coqueto y especial.
Después de leer algunas instrucciones por la blogosfera me doy cuenta, que como todo placer requiere una técnica y una serie de precauciones (dejar un poco de yerba seca arriba, respetar la temperatura...)
Me compré un paquete de Taragüi y empecé el ritual. Mi primera sensación es la de sorpresa porque esperaba un sabor más amargo. No le había echado azúcar porque me gustan las infusiones sin edulcorar. Es suave y engancha bien al paladar, me recuerda al sabor del buen tabaco, incluso en algunos sorbos me estimula las papilas receptoras del dulce. Conforme cebo el mate, algunos tragos son más amargos y muestran todo su sabor al completo. Finalmente y después de varios rellenados el sabor empieza a desvanecerse y me dice que es hora de finalizar.
Mientras escribo esto, aún queda un regusto en la lengua que se parece al regaliz, permanece largo tiempo y resulta agradable.
Lo mejor de todo es que como todo lo complejo en esta vida, estoy convencido de que poco a poco el mate me va a ir enganchando cada vez más. Ha sido un buen comienzo pero lo que se adivina es mejor aún, sobre todo cuando vaya perfeccionando su preparación.
¡Va por ti patagónica amiga, que muy pronto vamos a tomarnos uno juntos!

12 comentarios:

Cat's dijo...

Dios Satie, me has dejado sin palabras....eres un osado, lo sabes no? jajajajaa me hubiese gustado verte la cara probando el amargor de la Taragüi de verdad, me alegra muchisimo que te haya gustado pero mas me gustó que te hayas animado a hacerlo solo. Enhorabuena amigo! anda poniendo el agua a calentar que en cualquier momento nos tomamos unos ricos matecitos!!!

Miguelo dijo...

nunca lo he probado...

carlos dijo...

Yo a lo mío: no sé si has oído Yerba Mate, supongo que sí. Hacen (hacían) spanish soul, bastante bien.

Yo probé el mate también, en Mallorca, pero ni fú ni fá, la verdá.

Flor dijo...

Qué guay que te haya gustado!!! Conozco de mucha gente que se engancha inmediatamente, pero hay otra que pone una cara de puajjjj!!!
Si lo haces a menudo verás como te salen de diferentes los mates, aunque sea la misma yerba.
Ojalá logres captar lo que hay más allá del mate: un compañero, aquel que te calienta las manos cuando hace frío, el compartir con los amigos, etc.
Además, hay que recalcar que es taaan saludable, tomás mucha agua, no engorda, se dice que es un buen antioxidante, etc.
Bueno, basta, un besito.

Denise dijo...

Ohhhh... pues yo lo probé sin azúcar y no pude... tienes un buen paladar :-)

Veca dijo...

Pues nunca lo probé, pero me han entrado unas ganas.....

Cris dijo...

Yo el primer mate espero probarlo con Cats.... no me atrevo a hacerlo sola, je je

besos

jose carlos dijo...

Debe de saber muy rico. Un saludo y feliz semana.

Alfonso dijo...

Yo lo probé en casa de una amiga que Satie conoce, Carmen Moreno, y estaba bueno, recuerdo su sabor dulzón. A mí es que me gustan mucho las infusiones.

Satie dijo...

Cat,s ya sabes que soy muy valiente.
Miguelo, Cris, Jose Carlos, Veca ánimo, ya es hora de probar cosas nuevas.
Carlos, Yerba Mate eran españoles??
Flor, he empezado a probarlo gracias a una amiga, luego esa leyenda se cumple en mi caso.
Denise, prueba a echarle una hojita de menta o cáscara de naranja.
Alfonso,coincido con tu gusto por las infusiones, recuerdos a Carmen si la ves.

carlos dijo...

Pues ahora no lo sé. Yo tengo precisamente el "Soul Finger", de tan grato recuerdo para nosotros, en la recopilación "El Soul es una droga", Vol. I. Supongo que, o son españoles, o hispanoamericanos.

D.I.E.G.O. dijo...

querido amigo: el mate me aconmpaña desde mas allá de donde tengo memoria, y me encanto tu descripción, nunca lo había gustado de esa manera y nunca me lo hubiera descripto asi, para mi se había transformado en una rutina y ahora me recordaste lo extraordinario que es gracias!