viernes

Somos como conducimos


Vivo en una ciudad de tamaño mediano, de unos doscientos mil habitantes. En los últimos diez años, el parque automovilístico (como dicen los expertos) ha crecido exponencialmente y eso se ha notado de forma clara en la circulación. Como en todas las ciudades europeas, la disposición radial hace que en muchas ocasiones haya que atravesar el centro o que para ir de un extremo a otro se formen cuellos de botella insalvables. Conclusión: resulta insoportable, pero no sólo por la pérdida de tiempo y energía, sino también por el estrés ocasionado.
Particularmente me fastidian los listillos que pasan por encima de los derechos de los demás sólo porque se consideran de otra clase o mejor. ¿No os ha pasado que estáis esperando pacientemente en un carril y alguien se incorpora por la cara desde la derecha porque no quiso esperar en el carril correcto? O en una rotonda se abalanza sobre uno en un "apártate tú que yo no me quito". Lo que más gracia me hace es que normalmente estos conductores miran hacia delante con la cabeza bien alta, no sea que los "agredidos" miren con cara de "rayos y centellas".
Después de muchos años he llegado a la conclusión de que todo esto es una cuestión de educación, de buenas maneras, de ser correctos y ciudadanos tolerantes. ¿Que uno se puede equivocar? Claro, se pide disculpas y ya está.
Así, convencido estoy de que una persona que es capaz de obviar las normas en la circulación, fuera, en su vida normal, tiene que ser un indeseable, ya que no creo que la gente tengamos compartimentos estancos en nuestra personalidad: ahora soy un cabrón, ahora soy un estupendo individuo.
Foto: Planetafitness

14 comentarios:

RAÚL dijo...

estoy básicamente de acuerdo, somos como conducimos, pero también es verdad que hay gente que sube varios puntos su nivel de agresividad, no sé si como medida preventiva, por el estrés o no sé. lo digo por mi hermana, una persona encantadoramente serena normalmente y un ángel del infierno al volante (yo me quedo acojonao escuchándola insultar al personal a viva voz, cuando voy de copiloto)

Cris dijo...

Hola, actualmente no soy conductora pero lo fui, y a mi me generaba un estrés espantoso cruzarme con todos los indeseables que me cruzaba y que me ponían en peligro casi de forma continua. Yo creo que en cierto modo y quizá gente que no canaliza ciertos sentimientos que tiene, sí puede ser un encanto como peatón, y un monstruo como conductor, que es cuando deja salir frustraciones, estrés, enfados.. y ahí lo pagan.
Lo que dices al final Satie.. me hace pensar en el caso de los maltratadores, ya que en general en la calle, con amigos, clientes y compañeros es una persona maravillosa y en casa con la mujer es un ogro y un asesino. ¿son dos estancos en su personalidad o es sólo que una parte del día esconde su verdadero yo, el asesino?

Alfonso dijo...

Yo creo que los psicólogos y los Ingenieros Industriales, especialidad materiales, deberían hacer algún día un congreso juntos, para descubrir, porque la chapa del coche formando un habítaculo, cerrado, hermético, nos blinda ante los demás y nos hace superar todos nuestros complejos de inferioridad.

coliflor dijo...

Yo me considero una persona razonablemente decente, pero cuando conduzco en esta ciudad de 450 mil habitantes, soy horriblemente agresiva. Especialmente en las mañanas camino al trabajo! He intentado llevar musica relajante, ir pensando positivo todo el camino, no fijarme en nada, me trato de convencer que debo ir tranquil...

Prometo que no lo hago con mala intención!! :S

gema dijo...

Tienes toda la razón del mundo...pero eso se puede ver en muchos de los aspectos de nuestra vida, no solo conduciendo: andando, montando en metro, hablando...

Denise dijo...

:-p yo tengo exactamente cuatro años de conducir ocasionalmente (cuando voy a Costa Rica, o sea una vez al año). Aquí lo he hecho una vez, no más... y casi me muero. En Costa Rica conducimos muuuuy mal, peor que aquí, pero supongo que me acostumbré, aquí me da más miedo no sé por qué.

Aretha dijo...

Síii, como odio a esa gente q no puede esperar con paciencia como los demás... Tal como las viejas q se pasan en las filas de un banco o una sala de espera, me revientannnn
Sin esto el mundo sería mejor sin lugar a dudas
Un beso a ambos!

Cat's dijo...

bastante indeseables....por eso espero seguir siendo una gran peatona o mejor dicho disfrutar del aire con mi "vaiven", que es mas linda que qué.

tengo que asumir que si fuese conductora tendría muy mala leche. Sería de las que pierde los estribos cuando alguien se me cruza y le diria de todo menos bonito...;)

nestor dijo...

Mira...me parece estar leyendo algo sobre la realidad de este tema de mi ciudad: Santa Fe, Argentina.

De acuerdo contigo...elproblema no es otro que de educacion y se debe volver a empezar de nuevo.

Un abrazo

Cris dijo...

Hola Satie, estaba leyendo la prensa de hoy y encuentro esta noticia:
http://www.20minutos.es/noticia/368668/0/muerde/hombre/palma/

fue en una discusión de tráfico y es muy oportuna para el tema que has tratado aquí...

Saludos

Satie dijo...

Raúl, creo que eso es porque en situaciones de estrés sale lo peor de nosotros.
Cris, es muy difícil predecir el comportamiento de una persona, en general somos bastante estables y predecibles, pero creo que hay disparadores que nos llevan a comportarnos de manera no prevista.Lo delo británico mordedor debe ser un efecto secundario de las "beans" Ji, ji...
Alfonso, nunca lo había visto así, pero lo cierto es que en serio, me parece una hipótesis plausible.
Coliflor,ánimo, estoy seguro que superarás esta dificultad.
Gema, pero en el coche es una situación paradigmática.
Denise, ¿peor que aquí???
Aretha, la impaciencia es un defecto muy común y enemigo de muchas cosas.
Cat,s dudo mucho que si condujeras fueras así, más bien creo que aprovecharías para cantar a voz en grito y deleitarnos a los demás con tu voz.
Néstor, es justamente en la educación donde está la clave para salir de esta situación, de acuerdo contigo.
Gracias a todos por los comentarios.

MARISA dijo...

soy cabrona, maleducada, acelerada, imprudente e impulsiva pues

Denise dijo...

MUCHO MUCHO peor, de verdad, la gente en Costa Rica es muy amable y simpática, pero cuando se suben al coche se transforman :-p

Angie dijo...

yo estoy de acuerdo en parte sí y en parte no contigo. Porque yo me considero educada, pero cuando algún listillo al volante casi me da o que hace que casi me choque con alguien o algo, la verdad... me cago en tó sus muelas... Es difícil no reaccionar. Otra cosa es que, me bajara del coche y me fuera pal tío a decirle dos cosas y meterle dos guantás, eso no,claro. Supongo que ahí estaría la diferencia entre un maleducado y un educado que, simplemente, se irrita y, como valvula de escape, suelta unas cuantas palabrotas.