sábado

SOPRANIS


Hace un par de meses estuve en Cádiz. Muy bien acompañada. Teníamos que celebrar algo muy importante. Días antes me hicieron un regalo entre varias personas. Uno de los regalos más útiles del mundo: una tarjeta activada con dinero para ir a cualquier hotel de España. Tú decides donde ir y cuando. Una gozada. Porque te "obliga" a usarla... Así que decidí hacerlo para esa celebración especial entre dos.
Me gusta salir de noche por Cádiz. Es un ambiente diferente. Nos quedamos en el Parador de Cádiz. Un sitio precioso. Aunque las habitaciones piden "a gritos" una reforma que las modernice. Pero a mí me daba igual, francamente. Por la noche decidimos ir a la zona del Pópulo para tomarnos una copa en el Café Teatro Pay-Pay. Pero antes queríamos cenar por allí. No conocíamos nada donde ir. Recuerdo que paramos a una pareja muy joven. Le preguntamos un sitio donde se cenara bien. Nos dijeron varios nombres y también que había un restaurante "mu" caro donde los platos son "mu" chicos. No vayáis allí". Nos miramos mi pareja y yo y le dijimos al chico que era una noche muy especial y que eso no tenía precio...
Así fue cómo descubrimos el Restaurante Sopranis. Que está situado en el Barrio de Santa María. Me encantó la decoración, el ambiente, el trato, todo...La comida era exquisita y la carta de vinos estupenda. Estuvimos como en casa. Me sentía como si unos amigos me hubieran invitado a su casa a comer y no me dejaran levantarme para quitar mis platos. Me sentía como una reina. La relación calidad-precio es buena. Lo único es que me quedé con las ganas(pues estaba agotado ese día) de tomar Chocolate Vodka Pancracio. Una delicatessen gaditana...
De camino al Pay-Pay nos encontramos cerca una carrera de tacones. Sí de tacones, celebraban el día del Orgullo Gay. Y ahí estaban con unos tacones de vértigo corriendo por esas calles. También iba a celebrarse el "tiro del bolso" pero ya queríamos ir al Pay-Pay. Menos mal que lo hicimos. Pillamos la última mesa y el comienzo de la actuación de un cantante gaditano. Me gustó mucho el Pay-Pay. Donde se rodó "La reina del Pay-Pay". Videoclip de Pasión Vega. Artista que me gusta mucho.
En fin, que un fin de semana sólo viajé unos kilómetros y me pareció estar en otro planeta. Tenemos ganas siempre de ir de viaje lo más lejos posible. Parece que el que va más lejos es mucho más "viajado". Pero tenemos verdaderas maravillas cerca de nosotros y nunca vamos porque están cerca. No sabemos lo que nos perdemos...

4 comentarios:

PARANOICO ILUSIONISTA dijo...

Me alegro que los decorados de la celebración estuvieran a la altura de la misma. En ocasiones el peso está en dar valor a todos esos detalles y saberlo valorar.
Con demasiado retraso, pero de nuevo felicidades.

Besos de regreso

MARISA dijo...

agata wapa.. que día.. genial, restaurante, ambientazo..puff.. hoy tengo una resaca brutal, de verdad.. fijate que pava que cuando he abierto tu blog y he visto sopranis..jaja creia que ibas a hablar de una serie que he descubierto hace poco y la estoy viendo on line "los soprano" jaja amos.. me voy a dormir..besos

Cris dijo...

Que buen viaje, no? Cómo me alegro de que fuera tan especial. Y además tienes razón, muchas veces echamos la vista a lo lejano cuando al ladito nuestro tenemos cosas maravillosas y mundos enteros por descubrir. Que no se nos olvide... gracias por recordárnoslo y de paso dar a conocer estos lugares que no conozco y que espero algún día conocer.

BESOS

Alfonso dijo...

Me encanta Cádiz. Voy mucho. De hecho el sábado pasado estuve con M. comiendo pescaito frito y luego dando un paseo fresquito por la playa de la Victoria viendo los tenderetes ambulantes.
Te recomiendo dos cosas de Cádiz, aunque seguro que la conoces. Una, ver un atardeder en la Caleta, y otra, que cuando vayas, dejes el coche en El Puerto de Santa María y te vayas en el catamarán. 1.80 euros y es como Vacaciones en el mar, pero en chiquitito.
Si quieres más romanticismo, vete en el Vapor, pero llévate priperán.
Qué bonito Cádiz, lástima, que por la política, siempre hayan vivido - y viven - de espalda a la provincia que lleva su nombre.
Lamentablemente para muchos de los habitantes de las cercanías Cádiz, significa, radioterapia, matrícula de la Uned, y pago de multas de tráfico.