martes

Francisco, angel de la guarda.


Me encantan noticias como estas. Gente como Francisco que se toma a pecho su trabajo y su sangre fría. No sé qué puedo decir más. Sólo que un desfibrilador es usado por personal médico para hacer que alguien no muera después de un infarto. También puede ser usado (tras un breve cursillo) por alguien que trabaje en un centro comercial. Donde un médico italiano cae fulminado al suelo por un infarto, todo ello en un congreso médico y rodeado de más colegas médicos. Francisco...fue su salvador. Gracias a que cuatro meses antes instalaron allí un desfibrilador. Gracias Francisco...eres un buen hombre.
Foto del Flickr. Autor: Muad-did.

4 comentarios:

Alfonso dijo...

Maravilloso. Algún día contaré como atendieron a mi hermana en hipercor. No te lo puedes imaginar de bien.

Anónimo dijo...

maravilloso..y suele pasar; los profesionales se bloquean o todo el mundo.
salvar una vida es lo mejor que te puede pasar, aunque luego te quede un agotamiento.
abrazos reina.

siloam

jose carlos dijo...

Hola que tengais unas Felices Fiestas y un año nuevo maravilloso. Un saludo.

MARISA dijo...

da gusto encontrarse a gente con capacidad de reaccion..no son tran frecuentes, en momentos de éstos la gente se acojona y en tanto, la otra se muere