miércoles

Tarro de orina


Seguimos con anécdotas de casos reales vividos por mí o algún compañero en el hospital.
Esta me sucedió a mí.
Recuerdo que en esas fechas se operaban vasectomías de la lista de espera. Se operaban muchas de ellas al día. Ese día nos tiramos toda la tarde con lo mismo...ejem.
Se subían los pacientes a la planta donde estaban los quirófanos. El celador los subía de cinco en cinco. Nos coordinábamos todos de manera que cada uno hiciera una labor y no se perdiera tiempo. Pero siempre atendiendo al pobre hombre (algunos vi que se arrepintieron antes de entrar y su mujer lo perseguía con paraguas en mano) de manera personalizada y con mucha paciencia.
A mí esa tarde me tocaba llamar uno por uno, pasarlo a una sala donde se preparaban. Se quitaban pantalones, calzoncillos, relojes y todo lo de metal que llevaran. Se ponían bata verde, gorro y patucos. Les pedía autorización. Les preguntaba su nombre. Los metía en quirófano y apuntaba sus datos. Y ya la compañera se quedaba dentro con el médico y el paciente.
Llamo a uno de ellos:
- "Manuel P. L. Usted viene a operarse de vasectomía ¿verdad?."
-"Si, señorita. Soy Manuel P.L.Y vengo para lo de no tener niños"
-"De acuerdo, pase por aquí...Quítese los pantalones, los..." No me dió tiempo de nada más. Va y me enseña metiéndome por la cara un tarro de los de orina envuelto en papel de aluminio...¿? "¿Qué es esto?"
-"Señorita, me dijo el médico que trajera el esperma"
-¿?"¿HOY?"
-"Y yo que sé cuándo había que traerlo. Pero yo hoy he trabajado en el camión y empiezo a las 6 de la mañana. Y a las 5 me desperté y me excité para traer esto".
Ay...Yo pensando la de horas que el tarrito llevaba dando tumbos por ahí. Porque eran las ocho de la tarde. El cabreo del paciente. Y buscando la manera de decirle que eso se lo pide el médico al tiempo de operarse para ver si la intervención ha ido bien...Y yo que no cogía el tarro...
-"Mire usted, Manuel...No se preocupe que ahora le digo al médico que venga"
Todavía el médico me tiene ganas....jajajajaja.

10 comentarios:

Angie dijo...

jajajajaja...

Ana dijo...

Pobre hombre,jajaja

Cat's dijo...

jajajajjajaja, dios mio, el pobre ya me lo veo a las 5 de la matina.... juajuajua

Alfonso dijo...

Que cosas hija mía, aquí estoy en el hospital de Cádiz con la radioterapia de mi hermana...

Agata dijo...

ALFONSO:que vaya todo bien...Y si quieres algo...ya sabes.

caracol dijo...

Muy seguramente nada sobrevivió en ese vasito después del mareo de andar en el camión tanto tiempo, no?

Jajajajaja

"a las 5 me desperté y me excité para traer esto".

me quedé pensando... al que madruga y se excita... dios lo ayuda???

rakel dijo...

Lo que no te pase a ti...debes tener mil y una anécdotas dignas de la mejor recopilación.

Victor dijo...

Lo bueno es que Agata ha sido comprensiva, no puedo negar que el homrbre quería hacelo lo mejor posible.

Chasky dijo...

Pobre hombre, con el esfuerzo que había hecho a esas horas de la madrugada.

Segui dijo...

De cómo mi hijo David se llama así desde el primer minuto de vida (aquí va una carita “colorá” como un tomate)

Por circunstancias, mi marido no pudo entrar en el paritorio, aunque estuvo en la puerta, no se lo llevaron muy lejos, y cuando ya nació, lo llamaron para que lo viera, me viera y todo lo demás. Entonces, la mujer que cogió a mi niño para pesarlo y hacerle todas las cosas que le hacen a los bebés cuando nacen, le dijo a mi marido que la acompañase a otra sala contigua. Y a mí me entró tal agobio de verme allí tumbada, con el gotero, sin poderme mover e ir detrás de ellos, que en lo primero que pensé fue que, al final, le iban a poner en los papeles (ja, ja, ja, ja, las madres también nacemos novatas) el nombre que a mi marido le gustaba (y que si os digo la verdad, ya ni me acuerdo de cuál era, pero que no era David. David me gustaba a mí), así que ni corta ni perezosa, me puse a chillarle: “¡¡David!!... ¡¡Que le pongan David!!”… Un “chou” vamos.