viernes

¿Qué me pasa?


No sé. Desde hace unos días me sucede algo extraño. Y es que confundo lo que sueño con la realidad. Y al contrario. Me explico...
El otro día soñé que un vecino mío, que monta en bici, había tenido un accidente cercano a nuestro domicilio. Vi cómo un coche se pasaba un semáforo, rebotaba contra el mismo y mi vecino que iba en bicicleta fue su último destino: lo había matado contra la pared de un Banco Santander...Al día siguiente, vi al vecino salir con la bicicleta. Y un escalofrío me recorrió la espalda. Lo saludé no sin antes quedarme, durante un segundo, pensando en el sueño y lo visualicé como si fuera una cosa real y no un sueño. Fue tan real lo que soñé que en ese segundo tuve mis dudas de que hubiera pasado realmente. Afortunadamente fue un mal sueño.
Y me pasa que confundo lo que he vivido. Creo que ha sucedido en un sueño. Por ejemplo, anoche. Mi pareja se asomó a la ventana y vio una ambulancia justo delante de nuestro bloque. Recuerdo que le dije: será para P.Nuestra vecina de al lado. Una mujer algo enferma y que suele requerir los servicios de ambulancias. Curiosamente, ella es madre del anterior protagonista. Esta mañana, cuando llevé a mis hijos al colegio vi pasar una ambulancia. Y tuve mis dudas de lo que pasó anoche. No sé si sucedió realmente o lo soñé.
Es real lo que digo. No es ningún relato inventado por mí. No me suele suceder nunca. Bueno, me pasó hace 19 años. Cuando soñaba que se moría mi padre y despertaba y lo veía desayunar. Cuando falleció al poco tiempo, yo soñaba que vivía. Luego me despertaba y no lo veía por ningún lado. Confundía el estado de consciencia con el de sueño. Pero sólo con eso. Espero que lo que me pasa no de pie a que ocurra algo malo para nadie. Porque llevo una temporada algo cruel de noticias malas. Quizás sea eso...Que quiero que todo sea una mala pesadilla...
Foto del Flickr.Autor: Blackfiel.

10 comentarios:

Alfonso dijo...

Dáme tu dirección postal, que te voy a mandar una ristra de ajos por SEUR. Lagarto, Lagarto.

Agata dijo...

"Grasioso"... :)

gema dijo...

panico, miedo...alucinante, tengo ahora mismo los pelos como escarpias...
dos que miedo

MARISA dijo...

¿has soñado que me quedaba encerrada en casa sin tabaco y sin internet? no me jodas..eh??

Angie dijo...

yo soñé esta noche con jesus bienvenido (no sé si sabrás, quien, ajajaja..) pero qé lástima que no fuera real, hija mía, fue tan divertido el sueño.... jijijiji... Al menos, hasta el mediodía o así, no tuve consciencia que había sido un sueño.. :P

caracol dijo...

Tengo las manos azules. No es un sueño. Es realidad. Quisiera que lo fuera, en serio.
Espero que la racha de malas noticias pasé pronto.

Un abrazo!

roxana dijo...

U gusto en conocerte, aunque lei lo de tus sueños y tu estado actaul y es conmovedor. Creo que cuando una se llena de muchas cosas feas en la cabeza, se hace un ovillo dificil de entender y los sueños salen y parecen realidades. Que distancia corta hay entre ambas y es cierto unas se pueden confundir con las otras. Espero pase pronto, un beso y seguire viendo tu blog
Buuen fin de semana!

BlackBetty dijo...

:-S

Auxi González dijo...

mientras que vuelvo y no vuelvo, te dejo un regalo, para que sepas que no me olvido de ti.

http://arcondesastre.blogspot.com/2009/02/premio-blog-de-oro.html

Anónimo dijo...

no creo que te sirva de consuelo, pero yo también soñé lo mismo (oen esencia) tras la muerte de mi padre.
dicen que en los sueños soltamos lastre; espero...sobre todo las temporadas esas
ànimo, y sigue soñando.
siloam