miércoles

Pol Pot


Duelen mucho más las injusticias y los crímenes si de hacen usando como excusa el logro de la libertad o el quitarse de encima la opresión de un enemigo.
Desde luego que el pueblo camboyano no tuvo mucha suerte con este individuo, acusado de acabar con más de un millón y medio de personas (casi la cuarta parte de la población). De apariencia amable y hospitalaria, usó su ejército de los "jemeres rojos" para torturar, ajusticiar o deportar a todo el que se pusiera por delante o no.
Cientos de cráneos se agolpan en el museo de Tuol Slang para que los visitantes no puedan nunca olvidar lo que el tiempo con su impasibilidad irá tapando poco a poco.

8 comentarios:

Alfonso dijo...

Habrás tenido que rebuscar para encontrar la noticia, yo no tenía ni idea...

kooka dijo...

pues que asquito de persona, la verdad.

saludos!!!

QQ dijo...

Una vez vi un documental que hablaba de los jemeres rojos. Un artista que sobrevivó a un campo de concentración que llevaban estos tipejos, se dedicó el resto de sus días a plasmar en sus dibujos lo que allí pudo ver. Sus cuadros describían un infierno de verdadera pesadilla. Los jemeres, aunque fueron fundados desde el comunismo, parecían no tener motor ideológico... Por lo que pude entender sólo les movía el sadismo puro y duro. No sé cómo la gente puede perder el norte de esta manera. El dibujo que más me sobrecogió fue uno en el que se veían a estos soldados, que tiraban al aire a bebés, mientras otros hacían prácticas de tiros con ellos delante de sus desesperadas madres con sus ametralladoras. Simplemente terrible.

Sólo espero que pol pot le sirva a satán por toda la eternidad de reutilizable papel higiénico comestible.

Sinclair dijo...

La verdad es que si es un gran hijo de puta. Por lo que tengo entendido, quería una sociedad completamente agraria, de campesinos, por lo que la gente con estudios eran sospechosos. El delirium llegó cuando hasta la gente que usaba gafas eran sospechosas para ellos.

Me pregunto como se puede llegar a una situación así. Que es lo que tiene que pasar por la mente de esa gente. Si podrá dormir por la noche.

Satie dijo...

QQ, ¿recuerdas el nombre del artista?

QQ dijo...

Que va, satie... Sólo me acuerdo que el hombre había creado en su casa una especie de museo para que la gente no se olvidara jamás de aquel holocausto.

rakel dijo...

Es Vann Nath y acabo de ver algunas de sus pinturas, estremecedoras. Entre ellas la que comentas QQ, un bebé por los aires tiroteado por uno de esos salvajes sobre una alfombra de cuerpos inertes. Qué disparate!!

marisa dijo...

hijo de puta... que gente tan mala, es que no me cabe ni en la cabeza coño..