viernes

Parques comerciales


Si se recorre un poco del territorio patrio puede uno darse cuenta de que prácticamente todos los ayuntamientos de mediano y pequeño tamaño han apostado por crear un parque logístico y comercial a las afueras de su población. Casi todos vacíos y desiertos. Visto que la construcción ya no es la gallina de los huevos de oro, se han lanzado a por las empresas. Vamos a intentar que un Ikea se instale allá donde el corral de Marcelino, o quizás un Decathlon en el trigal de Juan Antonio.
Ea, expropiamos terrenos aquí y allá, les ponemos unas pomposas banderitas en los límites y un nombre rimbombante tipo "Mega park: parque de ocio, comercial y logística".
Lo malo es que se les ha ocurrido a todos a la vez y las empresas no son tontas. Así que el corral de Marcelino se fue al garete, y en su lugar crecen yerbas y jaramagos alrededor de un pendón de cinco metros.
Así funciona la administración, cada uno por su cuenta.

2 comentarios:

MIGUEL ANGEL dijo...

Pués si. Llevas toda la razón. Es que donde muchos toman el timón al final se acaba hundiendo el barco.

Kim Basinguer dijo...

Bueno...pero ellos ya lo tienen preparado para cuando se vuelva a dar el pistoletazo de salida.