martes

Televisión en color


Cuando mis padres decidieron dejar Alemania y venirse definitivamente a Jerez se trajeron varias cosas de allí. Entre ellas una lavadora AEG Lavamat que nos duró la friolera de 28 años. Y un televisor. Por fuera era blanco.Enorme. Nos duró casi como la lavadora.Y lo que yo no sabía era lo especial que era por dentro. Yo creía que todos tenían uno en su casa. Además creía que lo veían como yo...en color. Pero no. Tampoco me acordaba lo famosa que yo era entre mis amigas y las primas de las mismas. Hace poco me encontré con una chica que llevaba años sin ver. Era la prima de mi vecina. Y me dijo que todavía se acordaba de lo buena que yo era porque la invitaba a las dos a mi casa a ver los dibujos en color. Que estaba deseando ir a casa de su prima para venir a la mía... Una cosa que yo tenía como algo normal para ellas era un alucine.
Y para mí el alucine era que me prestaran su bicicleta.

4 comentarios:

Angie dijo...

me ha encantado el final, Agata! jeje..


Un besote, guapi!

Alfonso dijo...

Mi vecino siempre hablaba del televisor en color que le había a traer su tío de Alemania. Que nunca se lo trajo por cierto. El primer televisor en color es de la experiencia más bonita que recuerdo. La compró mi padre con miles de esfuerzos cuando yo tenía quince años, en 1981, y lo primero que vi fue Aplauso jeje. Bicicleta siempre tuve, una antigua, de mi madre, para que veas.
Por cierto, termina ya el It, y quita a Peniweyse que vamos a terminar todos flotando, que yuyu hija, pon a Miliki :-P

Agata dijo...

ALFONSO:se me ha "atravesado" un poco el libro.Pero intentaré terminarlo pronto.Pondré la foto de Miliki...pero eso es peor,chiquillo.

MIGUEL ANGEL dijo...

Pues yo mi primera tv la tuve tambíen prontito, casi con siete años. Y mi padre lo la trajo de Alemania, sino que la compró en una tienda de las de antes. Tambien me trae muchos recuerdos, sobre todo ver los dibujitos. Quizás estemos hablando de generaciones muy distintas pero qué quiere que os diga, tambien la TV en color formar parte de mi vida. Y respecto a la bicleta, comentarte que siempre tuve e incluso el famoso patín. Qué tanta moda evolucionó a los niños de antes y que ahora ni tan siquiera se fijan. Un abrazo.