sábado

Marina d,or,ciudad de vacaciones


Aquí tenemos una más de las equivocaciones que la cultura del pelotazo, la riqueza fácil y sin escrúpulos, las comisiones ilícitas y la ingenuidad de las personas pueden llegar a perpetrar.
¿Cómo es posible que algo tan sin sentido haya tenido lugar en nuestro tiempo y en un país occidental? ¿Cómo es posible que se haya invertido dinero público a espuertas en un gigante con los pies de barro? ¿Qué turismo pretendemos vender, el de las Vegas?
Pero ojo, que aún conociendo los efectos perversos de proyectos fallidos como este, aún hay alcaldes vendiendo cosas similares. Ver para creer.

7 comentarios:

irene dijo...

Totalmente de acuerdo Satie, son monstruos que contaminan y afean el entorno, y lo triste es que siguen y siguen.
Un beso.

Satie dijo...

Bienvenida Irene, me alegro de que tengas buen gusto.

MIGUEL ANGEL dijo...

Si es que la sociedad que nos rodea es cada vez más perfilada.No nos conformamos con algo simple sino con algo que nos proporcione más comidad, lujo...placeres que estan fuera de lo normal. No entiendo cómo podemos demandar estas barbáries.La culpa la tienen "los peces gordos". Prefiero no entrar en detalles.
Pero no creo que mi denero se destine a ese complejo de ocio.
Un saludo... a los dos.

Alfonso dijo...

¡Menos mal que en la costa de Cádiz existe el viento de Levante!

Agata dijo...

Ya te digo...
(Firmado:la monilla)
:P

gema dijo...

o mainados como he oido yo aqui por "la capital", si señor, cosa tan fea no la pueden haber hecho en ninguna otra parte. Pero como en este pais somos así...eso no importa, no duele la playa, no duele el mar...solo duele que a "artistas y famoseos del tres al cuarto" se les vaya a meter en la carcel por el daño que han hecho en la costa andaluza.
Ayer, vimos Caja 507 y volvimos a descubrir, con gran desazón, que el timo del suelo en españa es como la siesta...una institución nacional.
Que las folcloricas acaben en la trena y los políticos se dediquen a trabajar para salir de esta crisis...maldito suelo, maldito dinero y maldito poder...
(creía que no estaba tan enfadada...)

Agata dijo...

Tienes todo el derecho a cabrearte,Gema.La cosa es mortalita.Además,no te olvides de los programas del ¿corazón? que paga a los macarras que antes eran macarras políticos y a las "florcólicas" les hacen programas especiales...Tiene huevos la cosa.No,no sólo te entran ganas de acordarte de la pobre mare que parió al quinqui en cuestión.Te entran ganas de raparle el pelo.Me voy.Que me altero más de la cuenta.

A los quinquis urbanísticos:iros a la mierda.