jueves

Pinpanpun dígame (5)


Un día cualquiera en Pinpanpun...


Llega una pareja a recepción.Ella es la paciente.Viene por primera vez.
Pregunto datos personales:nombre,apellidos,dirección...ME CONTESTA EL.
Sólo habla él.
Los ojos de ella miran sólo al suelo.Y cuando consigues que te miren lo hacen con una carga de pena de las que hace mucho no veo.
Al finalizar la consulta me abonan el precio de la misma.Les pregunto si les tengo que dar cita de nuevo.El marido se encarga de decirme que no. Que no han dado con nada. Que su mujer se levanta todas las mañanas con los ojos muy rojos e hinchados.Que se le pasa cuando el día transcurre pero que a la mañana siguiente ocurre lo mismo.Que el médico nuestro le ha dicho que no tiene nada médico.
Yo intuyo lo que le puede ocurrir...Y miedo me da pensarlo.
¿Puede ser,imbécil,que tu mujer llore todas las noches horas y horas por ti?¿Por aguantarte?
Todos hemos llorado y hemos tenido los mismos síntomas.Ojos rojos e hinchados.¿O no?
Tenemos que llorar, es sano. Pero nunca por sentirte esclava de alguien.No.Y menos de tí, tontoculo.Que no dejas hablar ni a tu compañera.Incluso la ley de protección de datos te encargaste tú de rellenarla.Eso sí, te dije que la firmara ella. Y le pregunté a ella si estaba bien. Sólo movió la cabeza.
Ojalá hubiera hecho algo por ella. Me dio una sensación muy rara. De nada me vale ahora decirlo...

2 comentarios:

^Aishka^ dijo...

Joder, qué chungo...
La verdad es que no quisiera haberme visto en tu lugar...
De todos modos, ¿Qué podrías haber hecho? Ahí la única que puede hacer algo es ella misma, mal que nos pese...

Un beso.

Alfonso dijo...

Qué fuerte... lo peor es que no puedes hacer nada. A mí me pasó una cosa que no puedo contar por aquí... ya te lo diré algún día, muy fuerte.