jueves

¿Para qué salir del armario?

Nuestro amigo Alfonso lo preguntaba en su blog y me he quedado reflexionando un poco sobre esto. ¿Tiene sentido mostrar a los demás nuestra orientación sexual? ¿qué interés puede tener la gente en ello? Una de las opciones que se me ocurren es que así quedan señalados los diferentes si hablamos desde el  punto de vista de la población hetero. O sea, que parece que diera tranquilidad tener encasilladas a las personas en diferentes compartimentos estancos. En el fondo, hacer que alguien se diderencie públicamente de los demás es una forma de discriminación, o al menos yo así lo veo.
Me llama también poderosamente la atención como una parte significativa de las personas que "han salido del armario" animan a otras a hacerlo, creyendo que así se dignifican, por que se hacen "visibles".
No creo que la solución a la cruel represión que han tenido y aún tienen personas con una determinada orientación sexual sea dar a conocer a los demás qué y con quién quieren estar. Lo mejor es no salir del armario porque no sea necesario entrar.
La foto es de RCanine. 

7 comentarios:

Agata dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Pero creo que los que animan a los demás a "salir del armario" lo hacen porque no quieren que sufran.Ni que juzguen a los que ya lo han hecho.Muchas veces son los que no "salen" los que hacen más daño al colectivo.
Digo yo.

asaborido dijo...

Visto como tú lo planteas tienes razón, pero el que haya gente que ha salido del armario, sobre todo mujeres, hace que para los demás sea mucho más fácil hacerlo.
Cuando la gente ve que gente respetable son gays, empiezan a normalizar su visión.
De todas maneras lo que yo me refería era a sacar a la gente del armario a la fuerza.
Vivo los ejemplos de cerca. Curas gays que desde sus púlpitos nos llaman a los gays enfermos, dicen que nuestras madres eran unas despegadas, que somo unos acomplejados, que si tal... y luego te enteras que tienen sus novios y viven mejor que tú, yéndose a discotecas de Sevilla, para que no los vean en Cádiz, para el sexo, drogas y rock and rollo.
A mí a esa gente, sí me gustaría sacarlos del armario a la fuerza.

QQ dijo...

Tema interesante este. Yo estoy con Satie. Los armarios se tienen en los dormitorios, que son los santuarios personales de los hogares. Cuando se recibe visitas, no se enseña a cualquiera esta habitación (habra gente que sí. Yo desde luego soy muy mío con mis cosas). Así a bote pronto, no le encuentro mucho sentido práctico a que lo sepa todo el mundo. Sí lo veo importante con las personas más cercanas, ya que estos si están obligados a aceptar a sus seres queridos cómo son.
De acuerdo, debe ser un subidón el decir al mundo cómo se es (en realidad, cómo se folla) y que encima te feliciten por ello. Pero veo esta gloria un poco momentánea, ya que con ello se engrosa las filas de un colectivo muy definido, o sea que sirve para diferenciarse más, cuando en realidad lo importante, bajo mi punto de vista, no es recalcar que se es diferente (una cosa del todo evidente), si no que estamos en el mismo barco, o sea, que todos SOMOS IGUALES, un concepto para mi mucho más difícil de asimilar y mucho más importante y completo. Vamos, digo yo...

QQ dijo...

Ahora, lo que dice asaborido de normalizar las visiones, también tiene toda su lógica y parece apuntar a que es una fase necesaria en este proceso de educación social...
Joder, qué temita, ¿no?

Agata dijo...

QQ:mu bonito ¿a mí no me respondes?

QQ dijo...

jajaja. Agata culoveoculoquiero...

(...)

vale, vale, ya me callo...
Poner cera, quitar cera,
Poner cera, quitar cera...

Agata dijo...

Pequeño saltamontes...de pacotilla :P