martes

No llevar reloj ni móvil encima durante un día.


No sé si alguna vez habeis podido comprobar lo que os digo.No llevar reloj ni móvil encima durante un día enterito.Durante muchos años he tenido que estar localizada por mi trabajo.El reloj y el móvil eran indispensables en mi vida diaria . El primero que tuve más bien era un "ladrillo móvil".Indescriptible cuando lo sacaba del bolso,pesaba como un maldito.

Durante años me ha estado sonando a cualquier hora del día o de la noche.Cualquier día de la semana,del mes o del año.Miraba el reloj para saber cuando terminaba mi "localización".

Esto es un hecho un poco fuera de lo común.Pero hay muchísimas personas que no viven sin llevar teléfono encima,como si de un apéndice más de nuestro cuerpo se tratara.Da igual que no les haya dado tiempo a tomar un desayuno tranquilo antes de salir a trabajar,deben comprobar que su móvil va con ellos a todos los lados,no vaya a coger un trauma (el móvil).Este invento está muy bien,sirve para muchas cosas y te puede salvar la vida en otras circunstancias. Pero todo debe usarse con moderación.No es bueno tanta "onda" pululando al lado de nuestra cabeza (cuando lo usamos) o de las zonas "íntimas" (cuando lo llevan en el bolsillo de los pantalones).Me pongo nerviosa cuando algunos se los dejan a sus propios hijos para que jueguen un ratito mientras se toman su cerveza. Luego miramos el reloj y salimos "pitando"porque ya no nos va a dar tiempo a hacer todo lo que nos habíamos programado ese día. Así,que cuando uno está de vacaciones,es bueno no llevar teléfono ni reloj.Comer cuando tienes hambre,dormir cuando estás cansado, sentarte y leer cuando quieres y no cuando lo tengas programado.Es un verdadero placer que nada te marque tu vida,aunque sólo sea por un día.Seguro que os gusta la prueba y la repetís más veces.Yo he bautizado ese día como el "día sin estrés".Es una gozada.Y si estás cerca del Mar,mucho mejor.

3 comentarios:

Malena sin su oruga dijo...

jajaja me agrada tu idea, pero solo me quedaria con el reloj por que para mi es mas estrezante no saber que hora es, y eso de la incetidumbre no va muy bien conmigo jejeje saludos

Agata dijo...

Ya que te vas a quedar con el reloj,procura que sea de arena.Es más bonito y más relajante ver cómo pasa el tiempo.Saludos Malena...Perdona tanta familiaridad al decir tu nombre,pero como tu oruga ya no está.Je,je,je.

Alfonso dijo...

Uh, yo debo ponerme en tratamiento, lo mío raya lo patológico. No tengo un móvil, sino tres. Eso sí, he aprendido a tener dos apagados y uno sólo encendido. Pero todavía no he aprendido a quitarme el pánico de no pensar cuando conduzco que se me va a averiar el coche y no voy a tener manera de ponerme en contacto con nadie y voy a morir de hambre y soledad en la cuneta de la carretera. Recuerdo con añoranza, cuando iba al instituto en mi vespino, de noche, sólo por la carretera, sin móviles, a la interperie, sin la coraza de la carrocería de un coche, expuesto a que me robaran, violaran, secuestraran, pero sin la ansiedad de no tener móvil, qué felicidad la de entonces :)